Publicidad

Alimentos para adultos mayores. Primera parte: Fruta

Alimentos para adultos mayores. Primera parte: Fruta
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Algo sumamente importante en nuestra época, es saber brindar una alimentación correcta a un adulto mayor. ¿Por qué? Porque nunca como hoy, hay tantos adultos mayores y tan pocos especialistas dedicados a la geriatría y a la nutrición del anciano. Con ayuda de un médico y la experiencia en el cuidado de 2 ancianos con problemas de salud distintos, me atrevo a ofrecer estos consejos simples para adultos mayores.

Puedo decir que son dos los problemas básicos a los que nos enfrentamos al pretender alimentar a un adulto mayor, y comprende a los que quieren comer de más y los que no quieren comer. Este post no habla sobre enfermedades propias del anciano y sus dietas controladas, pero puede servir para la alimentaci+on de personas con diabetes, hipertensión, colesterol, baja de peso u obesidad.

Ofrecer mucha fruta y zumos de fruta puede ser un error grave. Empecemos por aclarar que las frutas, todas, pero básicamente las frutas que van del amarillo al tinto, contienen tantos azúcares, que sin duda provocaremos una ingesta de los mismos, mayor a la capacidad de absorción y sobre todo, a la necesidad de un organismo que ya no tiene actividad física importante. Lo mismo va para las frutas desecadas o deshidratadas.

Snacks frescos y sencillos

Comer mucha fruta puede ser para el adulto mayor, causa de padecimientos que en caso de ser diabético, pueden provocar la muerte. Seamos cautos en cuanto a las porciones y frecuencia diaria de las mismas, no importa si están bajos de peso o pasados de kilitos. Las frutas aportan azúcares que no ayudarán a tener la energía que un anciano requiere, una energía efímera que terminará por quedarse en su cuerpo en forma de grasa. (Los azúcares que en exceso se transforman en grasas duras). Sobre alimentos que brindan energía, hablaré en la segunda o tercera parte.

Porciones de fruta y frutas aconsejadas

Las porciones deben medirse en una taza regular, sin sobrepasar la mitad o la tercera parte y cortadas en cubos para medir su tamaño. De preferencia con su cáscara en el caso de peras, manzanas, duraznos, etc. Para aportar fibra. Si el adulto mayor no puede ingerir la fruta por su dentadura, como lo es la manzana, esta se rallará. Se puede ofrecer licuada con una poco de agua, si el anciano ya es muy mayor y tragar se le dificulta, en este caso, se pueden colar (Dar en forma de puré) o pasar por agua caliente para que se cueza ligeramente.

Compota de manzana y pera

Si se agregan jugos o leche, las raciones se limitarán drásticamente. Las porciones de fruta, no deben pasar en una persona sin problemas de peso, diabetes o cáncer de cualquier tipo, de 3 al día. Insisto: La fruta contiene demasiada azúcar que no será de utilidad para el anciano y que en el caso de un cáncer, alimentará sus células para diseminarse con mayor rapidez.

Sugerencias

Me gusta mucho servir fruta en brocheta porque se ve bonita, se ve suficiente y es simple. Brocheta pequeña formada por 3 uvas, 3 mitades de fresa, 3 bolitas de melón, y 3 cubitos de queso tipo manchego o gouda insertados de forma alternada, una brocheta formada por 4 gajos de naranja o mandarina, 4 mitades de ciruela pasa y 4 cubos de manzana puestos de forma alterna. Una rebanada de mango maduro en su cáscara para comerse con cucharilla, , una brocheta de fruta con un cubo: kiwi, fresa, plátano y uva verde, brocheta con bolita de melón, de sandía, y gajo de naranja o mandarina.

Brocheta de fresa y plátano con cuadritos de queso o bolitas de pan de caja con crema de cacahuate, brocheta de zarzamora, plátano, y mango en cubos, brocheta formada por 4 uvas rojas, 4 dados o cubitos de queso y 4 uvas verdes, brocheta de pepino, jícama y mango rociados con limón y un toque de sal. (Cuidado con la sal en hipertensos). La piña, es una fruta un poco difícil para los estómagos delicados si no está suficientemente madura, pelada y descorazonada.

Media manzana rallada con un poco de canela en polvo. (Cuidado con los polvos en ancianos con tos). Gajos de toronja pelados con una cucharadita de miel de abeja, medio plátano en rebanadas tipo sándwich con crema de cacahuate fundida y unas cuantas uvas pasa, Media taza de perlas de sandía, una rebanada de papaya con limón y sal o miel según se desee, 3 ciruelas pasa al vino tinto, media taza de fresas con una cucharada de crema endulzadas con adulcorante o miel.

Media toronja precortada

Copa pequeña con fruta al marrasquino: perlas de sandía, melón y piña madura sin restos de "ojitos", copa pequeña con compota de peras al vino tinto y toque de marrasquino o granadina, (Es obvio que los licores se darán a personas sin problemas de alcoholismo, hablamos de personas saludables en lo general), media toronja asada con costra de azúcar mascabada, servida con cucharilla y con cortes para despegar la pulpa de la cáscara y de la piel, pero en su cáscara. Las frutas y frutos secos, son buena opción pero deben utilizarse con moderación y con precaución por el riesgo de asfixia o porque cuando se trata de oleginosas (nueces, almendras, cacahuates, pepitas secas), suelen ser incómodas si utiliza placa dental.

Pequeño plato de frutas

Consejos

Recordemos que el adulto mayor, suele tener hambre entre comidas o no querer comer, por lo que las porciones deben ser pequeñas, atractivas, simples para poder ser ingeridas, y por supuesto, del gusto de quien las comerá... en lo posible, además de que se deben poder conservar de menos un día en el refrigerador para que puedan acceder a ellas por sí mismos, o se les puedan llevar por cualquier miembro de la familia o a su cuidado. Las brochetas deben ser utilizadas con la precaución que requiere un objeto que puede convertirse en un arma.

Combinar quesos y fruta, agrega atractivo y valor nutritivo importante y pueden ser ingeridos por personas intolerantes a la lactosa, sin embargo, no deben darse diariamente a quienes padecen extreñimiento. Comprar y utilizar vasitos pequeños con tapa, de plástico transparente y desechables (Puede reutilizarlos para contaminar menos), brinda la oportunidad de tener snacks variados, que pueden verse, y por tanto antojables para consumirse.

Vasito con fruta

Esta parte solo toca el tema de las frutas en la dieta del adulto mayor razonablemente saludable. Si la persona padece diabetes o cáncer, o problemas de obesidad, se reduce la porción a una durante el día en lo tocante al rango del color del amarillo al rojo quemado o tinto, las uvas verdes son una excepción en cuanto a que contienen mucha azúcar, pero siempre es menos que la de la uva moscatel. Así, se ofrecerán frutas de bajo contenido de azúcares como manzana verde y pera verde.

Frutas desecadas

En general, cada región y temporada, nos trae variadas frutas para todos los gustos, se debe procurar comprar fruta de temporada para tener siempre a mano y sobre todo sin costos elevados, a menos que el presupuesto nos permita agregar alguna fruta exótica del gusto de la persona que atendemos de cuando en cuando como grata sorpresa de su infancia o juventud. Si la brocheta la creen peligrosa, pongan esas porciones en un recipiente plástico con tapa o copa pequeña. Eviten el vidrio, sobre todo, si lo tomarán ellos sin supervisión.

Se vale acompañar nuestras brochetas o porciones, con gomitas o bombones que finalmente están echos con grentina y esta, siendo de orígen animal, contiene proteína. Con frutas desecadas, y frutos secos. Pensemos en ellos, como nos gustaría que pensaran en nosotros si ya no nos fuera posible decidir por nuestros alimentos. Un toque de crema batida, yogurt o salsa de fruta, agregará el toque de color y textura.

Puré de frutas naturales c fruta

En Directo al paladar, les dejo el enlace de snacks para chicos y grandes, que servirán de mucho para tener más ideas. Una clave para todos y para todo en lo que tengan dudas sobre si les gustará o podrán comerlo o no: Pónganse en sus zapatos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir