Compartir
Publicidad

5 razones por las que deberías comer apio para ser más sano

5 razones por las que deberías comer apio para ser más sano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nadie va a negar que el apio es de personalidad y sabor fuerte. A muchos no les gusta precisamente por eso; si una receta contiene dicha verdura originaria de la zona Mediterránea de Europa va a saber a ella aunque se le ponga 5 mil ingredientes adicionales. Pero esperen: es muy nutritiva y hasta tiene propiedades que te ayudan a bajar de peso. Si fuéramos tú seguiríamos leyendo para saber de qué van sus beneficios.

Vamos por partes. El apio es un vegetal muy ligero en todos los sentidos. Sus principales aportes a nuestro organismo son ácido fólico, vitamina C, proteínas, potasio y flavonoides, y algo que lo caracteriza es que su principal componente es agua. Así como lo lees: comerte una ración de 100 gramos de él proporciona 62 de agua y sólo 19 kilocalorías. ¡Es súper dietético!

Mejora la digestión

Esto, debido a que estimula la producción de saliva y, por consiguiente, de los jugos gástricos que preparan nuestro estómago para recibir comida y procesarla más rápidamente.

Es diurético

Esta hortaliza contiene un aceite esencial llamado apiol, que suele alcalinizar la sangre y depurar el organismo, eliminando ácido úrico y otros residuos tóxicos. No creas que es anormal que si lo consumes vayas más a orinar: es dicha sustancia haciendo lo suyo en tu cuerpo.

Ayuda a perder peso

Esto, por dos razones principales: una de ellas es que su contenido calórico es bajísimo. La otra, quizá la más beneficiosa, es que contiene mucha fibra. Eso contribuye a que vayas con más frecuencia al baño y te sientas más liviano siempre. Otro beneficio de la fibra es que te mantiene con una sensación de saciedad por más tiempo.

Normaliza la menstruación

Su contenido en vitamina C y ácido fólico ayuda a normalizar el ciclo menstrual. También disminuye los síntomas de la menopausia y remineraliza el organismo. 

Depura los riñones

Por lo mismo se recomienda cuando alguien sufre de infecciones urinarias. El hecho de que las veces que vamos a orinar aumenten ayuda a que las bacterias que causan cualquier tipo de padecimiento en ese órgano puedan salir con más rapidez del organismo.

¿Hay contraindicaciones?

Sí, pero no te alarmes. Sólo es cuestión de que tengas reservas con algunas salvedades y listo.

El apio no es muy recomendable para la embarazadas; esto, debido a que provoca movimientos uterinos atípicos. Tampoco lo es para quienes estén medicados a causa de sufrir de mala coagulación —esto debido a que el apio tiene propiedades anticoagulantes—, así como cuando se sufre de enfermedades renales agudas.

Fuentes: Mejor con salud | Cuerpo Mente |

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio