Publicidad

¿Consumes bebidas isotónicas? Entonces sus beneficios y riesgos te interesan

¿Consumes bebidas isotónicas? Entonces sus beneficios y riesgos te interesan
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hablemos de bebidas isotónicas. Sabemos de ellas por las reacciones encontradas que generan sus bondades y riesgos y porque, no hay que negarlo, hemos recurrido a ellas tanto para hidratarnos como por mero antojo. Nadie puede negar que saben muy bien. Pero pensar en las implicaciones de productos como éstos en la salud no solo es importante, sino necesario.

¿Cuáles son los pros de las bebidas isotónicas?

Básicamente, que son una buena opción para rehidratarse y para recuperar carbohidratos, vitaminas y minerales perdidos cuando se hace ejercicio o simplemente se tiene actividad física demandante, extenuante.

Se ha descubierto que este tipo de bebidas (que deben ser responsablemente diferenciadas de las “bebidas energéticas”, porque a todas luces no son lo mismo) son una alternativa recomendable para deportistas, ya que suelen devolver a su cuerpo las condiciones necesarias para seguir esforzándose, casi de forma inmediata.

El nombre de “isotónicas” proviene del hecho de que tienen la misma concentración de sustancias que una célula humana. Es por eso que cuando el cuerpo se descompensa por falta de vitaminas, minerales o agua, son el complemento perfecto para esta disminución. Dejan a las células prácticamente en su estado original.

¿Por qué pueden ser dañinas?

Porque su consumo se ha extendido a todos los niveles y mucha gente que no hace actividad física considerable, o que hasta es sedentaria, las toma indiscriminadamente. Eso causa que el cuerpo almacene una cantidad de sustancias que realmente no necesita y que difícilmente eliminará con rapidez.

Las repercusiones directas pueden ser daño a los riñones y un grado considerable de riesgo para pacientes hipertensos, ya que estas bebidas suelen contener sodio. Otro punto a tener en cuenta es su contenido de azúcares.

De acuerdo con el sitio sinazucar.org, que busca conscientizar sobre las cantidades de este ingrediente que hay en la comida que probamos todos los días (y que no necesariamente es dulce), una botella de tamaño mediano de una bebida isotónica puede tener hasta siete terrones de azúcar. Lo cual no es demasiado alejado de lo que hay en una bebida de cola comercial.

Ahora ya lo sabes. No está del todo mal que las consumas, siempre y cuando ello venga aparejado de una actividad física o deportiva constante, y que tengas muy en cuenta que, por más buenas que sepan, tu salud es primero.

Fuentes: Gaceta.es | Sinazucar.org | Diario Concepción

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir