Publicidad

Aquí te damos tips para hacer una cena de tapear perfecta

Aquí te damos tips para hacer una cena de tapear perfecta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No creas que la única forma en que puedes hacer una gran cena, para ti y para alguna o algunas personas especiales, es haciendo gala de tus mejores horneados, o de las recetas decimonónicas de tu bisabuela. Entendemos que algunas de estas situaciones ameritan complicarse la vida, pero sin duda también se agradece siempre la intención de preparar algo para compartir.

Mientras tanto, por ejemplo, podrías hacer algo sencillo, que le guste a todos, que sea versátil y que te quite el mínimo de tiempo posible. ¿Qué tal una cena de tapas y comida al centro?

Además, tiene la ventaja de que cada quien puede comer lo que desee, en la proporción que le indique el hambre que sienta al momento.

¡Esperamos que estas recomendaciones sean útiles!

Calcula bien cuántas personas asistirán

Dinner 1433494 1920 Foto de Pixabay.com

Confirma con todos los que te hayan asegurado que asisten. Esto, para que ni te falte, ni te sobre comida. Así podrás ahorrar dinero y más tiempo.

Una vez que sepas cuántos invitados tendrás, dispón de una mesa amplia al centro de tu sala, o arregla casualmente tu mesa del centro, para que quepan todos (con todo y comida).

Piensa en todos

Food 2626967 1920 Foto de Pixabay.com

Toma en cuenta que, seguro, por lo menos te visita alguien vegetariano, o vegano, con alguna restricción por alergia o por dietas. A expensas de que lo preguntes antes, cocina un repertorio en el que se incluyan vegetales, carnes frías y embutidos, así como bases de pan y de tortilla (no olvides que estamos en México, unos totopos siempre caerán bien).

Compra buenos insumos

Catering 179046 1920 Foto de Pixabay.com

Esto es clave. Podrás no destinar tanto tiempo a cocinar, pero recuerda que comprar ingredientes de buena calidad siempre será sinónimo de éxito. Sí, gastarás un poco más, pero todo saldrá como esperas.

El pan

Baguette 1378049 1920 Foto de Pixabay.com

También es cardinal. Si compras un pan delicioso, de buena manufactura, lo que le pongas encima será (casi) lo de menos. Intenta varias en perfiles de sabores: puedes conseguir uno integral, alguno con sabor a cebolla, ajo y hasta hierbas de olor.

Los que tienen adicionado queso o jitomates deshidratados también son un deleite. Procura comprarlo el mismo día, para que no pierda su consistencia ideal. 


Tablas de quesos, sí

Still Life 2963302 1920 Foto de Pixabay.com

Siempre tenlas en mente. Las tablas de queso le gustan a todos y son muy versátiles. Ve a alguna tienda de vinos y pregunta por recomendaciones. Si tus invitados son de un paladar muy refinado, varía entre sabores ácidos, añejados y hasta especiados; si no tanto, vete a la segura con los quesos blancos y los amarillos con mayor porcentaje de grasa.

De preferencia, llévate a casa un vino que maride bien un espectro amplio de estos sabores. ¡Todos te lo van a agradecer!

Guisos rápidos

Slimming 1962377 1920 Foto de Pixabay.com

Para hacer tus tapas te recomendamos cocinar cosas muy rápidas: desde sofritos de jitomate, pasando por el uso de anchoas, aceitunas y hasta pepinillos. También te sacarán de un apuro las preparaciones cremosas, estilo Tampico.

Si cuentas con un poco más de tiempo, mete algo al horno: unas papas con especias y aceites diversos; o rellena unos boquerones con atún, o frita chorizos españoles. ¡Siempre son una gran opción!

Al final, cuéntale a tus invitados lo que hay disponible. Ponlo a la vista de todos, junto con las rebanadas del pan, y que cada quien arme su festín.

Las bebidas

Wine 4813260 1920 Foto de Pixabay.com

Si quedaste con tus invitados en que cada quien debe aportar las bebidas que consumirá, no estaría mal que les compartas un poco del menú, para que vayan visualizando qué comprar. Eso sí, tampoco les digas todo. El factor sorpresa siempre funciona.

Ahora bien, si todo lo comprarás tú, será mucho más fácil. Basta con que pienses en que hay quienes aman el vino, o la cerveza, o algún otro destilado. Como eres tú quien diseña el menú, tendrás en la mente justo lo que necesitas para tu repertorio de bebidas.

El postre

Caramel 1958358 1920 Foto de Pixabay.com

Esta recomendación queda mucho a tu consideración. Como toda la velada seguro comieron pan, quizá no sea tan buena idea que hagas tapas o montaditos dulces. Varía un poco el mood. Para la comida salada está muy bien, pero quizá deberías pensar en que a nadie le hace mal un soufflé de fresas, una natilla de vainilla, hasta un pastel imposible.

Acompaña siempre de un digestivo, o de una infusión o café.

Fuentes: A tapear | La Vanguardia

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios