Publicidad

5 mitos sobre la comida que siempre habías dado por ciertos

5 mitos sobre la comida que siempre habías dado por ciertos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hablar de alimentación y nutrición implica adentrarse en un mundo donde existen muchas certezas que abonan a la salud, pero también muchos mitos que pueden confundir y hasta resultar contraproducentes. Acá te hablamos de cinco de ellos que podrían salvarte de dar una mordida equivocada, o alentarte a comer algo que siempre pensaste que no era bueno.

Consumir grasa es malo

Uno de los mitos más arraigados, y con más estudios que confirman que no es del todo así. De acuerdo con nuestros compañeros de Vitonica México, las grasas son un nutriente necesario para el buen funcionamiento del organismo. Sólo que saber qué si y qué no comer. Hay grasas buenas y grasas malas que definitivamente son indeseables.

“Para ingerir grasas de manera saludable y dotar al organismo de las cantidades de ácidos grasos que necesita es importante que echemos mano de grasas saludables monoinsaturadas y poliinsaturadas. Los alimentos ricos en grasas saturadas no serán recomendables, ya que no nos ayudan a acelerar el metabolismo y encima se acumulan en el cuerpo. Utilizar aceites de oliva e ingerir pescado será la mejor solución para perder peso y quemar grasa de manera saludables sin por ello hacer daño a nuestro organismo.”

Una dieta con baja cantidad de carbohidratos es buena

Los carbohidratos son otros componentes alimenticios que han sido satanizados porque muchos de ellos son fuente importante de calorías. Sin embargo, está comprobado que disminuir su ingesta de forma sustancial no es sano.

Un estudio de la Sociedad Americana contra el Cáncer, asegura que para tener una dieta saludable no se tienen que dejar de comer, sino sólo evitar los procesados y refinados. En vez de eso recomiendan leer la etiqueta de ingredientes en panes, cereales, arroz, pastas y galletas, que la primera cosa sólida que se consuma en el desayuno tenga mucha fibra, así como mitigar los tiempos entre comidas con cantidades moderadas de frutos secos.

El chocolate provoca que salgan granos en la cara

Comer este producto no es sinónimo de amanecer al otro día con el rostro infestado de granitos. El chocolate sí tiene mucha grasa, pero también mucho azúcar. Y en esto último es donde en realidad se encuentra el problema.

Una prestigiosa dermatóloga de Los Ángeles, California, llamada Ava Shamban, asegura que la relación entre chocolate y el acné no es directa. La especialista dice que la grasa que se manifiesta como granitos proviene en mayor medida de una acumulación excesiva de azúcar, que se convierte en grasa.

Hay muchas opciones de chocolates puros bajos en azúcar, así que eso ya no tendría que ser un problema para ti si pensabas que el producto como tal le hacía malas jugadas a tu piel.

El aceite de oliva debe consumirse en frío

Esto tampoco se cumple al pie de la letra. Según un artículo de la BBC, el aceite de oliva (del común o del extravirgen) se mantiene intacto incluso a altas temperaturas. Además, cuando hierve produce muchos menos químicos que otros tipos de aceites. Esto, porque la grasa no saturada del de oliva es más resistente a la oxidación de otros aceites.

Entonces, ya sea que quieras ponerlo a temperatura ambiente sobre una ensalada, o freír algo en él, es igual de benéfico para tu salud.

Comer bien tres veces al día es bueno para bajar de peso

Este es otro mito que ha sido desmentido por la ciencia. No obstante, aún hay quienes lo creen con fervor. Un estudio publicado por CNN en Español da cuenta de que esto podría incluso acelerar el proceso de acumulación de grasa en el cuerpo.

Por lo tanto, la idea de hacer entre cinco y seis minicomidas al día es la alternativa más favorable. Esto ayuda a que tu metabolismo sea mucho más ágil y, por lo tanto, quemes el excedentes de grasa de forma más orgánica y rápida. Toma nota: en vez de comer mucho pocas veces, es mejor hacerlo poco, en mayor número de ocasiones.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir