Publicidad

Frijoles negros refritos. Receta fácil de la cocina mexicana

Frijoles negros refritos. Receta fácil de la cocina mexicana
Sin comentarios

Los frijoles negros refritos son un platillo muy tradicional de la cocina mexicana; además de que para prepararlos sólo tienes que seguir una receta fácil, que hoy te compartiremos. Pero antes, es importante mencionar que los frijoles son ideales para las personas que tienen diabetes, debido a que poseen un bajo índice glicémico, un bajo contenido en grasa y un alto contenido en fibra, se acuerdo con información de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Si quieres saber más sobre los beneficios que tienen los frijoles para tu salud, sus nutrientes, su historia y otros datos interesantes, da clic en este enlace.

Ingredientes

Para 6 personas
  • 2 tazas de frijoles negros
  • 100 g manteca de cerdo
  • 2 cebollas
  • 1 ramita de menta fresca (opcional)
  • 1 ramita de tomillo fresco (opcional)
  • 1 ramita de perejil fresco (opcional)
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • 250 g queso Cheddar rallado (opcional)
  • 3 tortillas

Cómo hacer frijoles negros refritos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 2 h 15 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 2 h
  • Reposo 8 h
  • Lava los frijoles muy bien y remójalos en agua fría durante ocho horas.
  • Ponlos a cocer a fuego lento en una cazuela de barro con agua y una cebolla, las ramitas de menta, tomillo y perejil. Agrega agua caliente, si fuese necesario durante la cocción.
  • Hierve con la cazuela tapada durante 2 horas o hasta que los frijoles estén tiernos.
  • Cuando empiecen a arrugarse, añade una cucharada de manteca.
  • Sala cuando los frijoles ya estén casi cocidos.
  • Deja hervir media hora más para que se sazonen.
  • Desecha las hierbas.
  • Cuela y aplasta los frijoles con una cuchara de madera o triturar en la procesadora de cocina si prefieres una textura más suave.
  • Calienta la manteca de cerdo en una sartén grande y profunda. Pica la otra cebolla y saltea hasta que quede muy tierna. Pon a sazonar con sal y comino.
  • Añade 1/4 de litro del caldo de cocción y los frijoles y fríe hasta que se espesen y se pueda formar un rollito. Remueve constantemente.
  • Si utilizas el queso, esparce sobre los frijoles refritos y tapa la sartén hasta que se derrita. También se puede fundir el queso bajo el gratinador del horno a temperatura media.
  • Sirve enseguida con totopos. Puedes acompañar con perejil y aguacate.

TIP

Una variación: puedes incorporar trozos de chorizo frito a los frijoles y una lata pequeña de sardinas, también en forma de puré.

Ahora que ya sabes cómo se hacen los frijoles negros refritos, puedes utilizarlos para acompañar otros platillos. Es una receta fácil de la cocina mexicana.

Fuente | FAO | Diana Baker |

Imagen | Monica Shaw |

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios