Compartir
Publicidad

Los edulcorantes artificiales están ligados con la obesidad y la diabetes

Los edulcorantes artificiales están ligados con la obesidad y la diabetes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy en día, una de las soluciones que muchos nutriólogos y profesionales de la salud les dan a sus pacientes para evitar subir de peso, es el uso de sustitutos de azúcar. Sin embargo, parece que estás sustancias contribuyen directamente a desordenes metabólicos al actuar sobre bacterias en el intestino. Según un estudio reciente, los edulcorantes artificiales están ligados directamente con la obesidad y la diabetes.

Estudios previos habían demostrado que las bebidas dietéticas ayudan a aumentar de peso, pero este es el primero estudio que asocia los sustitutos de azúcar con cambios en la población de bacterias en el intestino. La investigación se realizó en el Instituto de Ciencia Weizmann en Rehovot, Israel. Se alimentó a ratones con diferentes edulcorantes artificiales: sacarina, sucralosa y aspartame. Después de 11 semanas se descubrió que los animales presentaban intolerancia a la glucosa, un marcador de la propensión a desordenes metabólicos.

Los ratones recibieron diferentes tipos de dietas para ver el efecto de los edulcorantes artificiales. Los ratones que recibieron bebidas con sacarina desarrollaron una marcada intolerancia a la glucosa comparados con los ratones que tomaron sólo glucosa. Cuando a los ratones se les dio antibióticos para matar las bacterias del intestino, se previno la intolerancia a la glucosa. Lo que indica que la sacarina afecta la microbiota de los intestinos.

refrescos_dieta.jpg

Para relacionar los resultados obtenidos con el posible efecto en los intestinos de los humanos, se utilizó información de un estudio sobre nutrición. Los investigadores encontraron una correlación entre los signos clínicos de la enfermedad metabólica, aumento de peso o disminución en el metabolismo de la glucosa, y el consumo de edulcorantes artificiales.

Para corroborar datos, los investigadores decidieron apoyarse con un tercer estudio; se reclutaron siete individuos saludables que no consumían normalmente sustitutos de azúcar. Los sujetos consumieron la dosis diaria máxima aceptable de edulcorantes artificiales durante una semana. Cuatro personas se volvieron intolerantes a la glucosa, y sus microbiotas intestinales cambiaron predisponiendo a los individuos a enfermedades metabólicas, los otros tres sujetos fueron resistentes a los efectos de la sacarina.

Aunque todavía no se conocen la acción específica de los sustitutos artificiales en la microbiota intestinal, es importante considerar el riesgo que conlleva consumir este tipo de ingredientes. Sobre todo porque las personas que sufren de sobrepeso o diabetes, son los que más consumen este tipo de ingredientes.

Imágenes | Alan Levine | globochem3x1minus1 |

En Vitónica México | México ocupa el tercer lugar en consumo de azúcar a nivel mundial
En Vitónica México | ¿Por qué el azúcar crea adicción?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio