Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Alguna vez te has preguntado si tu intestino delgado es saludable?

¿Alguna vez te has preguntado si tu intestino delgado es saludable?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muy pocas veces nos paramos a pensar en la salud de nuestros intestinos y en el impacto que pueden tener en el resto del cuerpo. ¿Alguna vez te has preguntado si tú intestino delgado es saludable? En los últimos años se ha hecho mucho hincapié en la calidad de los alimentos que consumimos y como ciertos ingredientes pueden tener repercusiones serias en nuestra salud y bienestar.

En el intestino delgado es donde se separa la comida y se absorbe la mayoría de los nutrientes, por eso debe de ser un área crítica cuando se habla de alimentación saludable.

Sabemos que los intestinos son el hogar de miles de bacterias, algunas benéficas y otras dañinas. El objetivo para tener un intestino sano es mantener el equilibrio entre estas bacterias. La comida que consumimos es el alimento de estas bacterias y por eso es tan importante que sea variado y de calidad. Muchas veces cuando se habla de alimentación saludable sólo se ve una simple ecuación: calorías que entran y calorías que se queman. Pero verás que es mucho más que eso.

intestino

¿Qué pasa si tu intestino no es saludable?

  1. Mala absorción de nutrientes. Una dieta equilibrada es indispensable para tener una buena absorción de nutrientes. Si no hay absorción de nutrientes, tu cuerpo empieza a experimentar deficiencias de ese nutriente que se pueden hacer visibles a través de signos y síntomas como debilidad, fatiga, calambres y estreñimiento.
  2. Debilidad en el sistema inmunológico. Casi el 70 por ciento del sistema inmunológico se regula en el intestino, se sabe que las bacterias intestinales son capaces de influir en la respuesta inflamatoria del cuerpo. Cuando la delgada pared del intestino delgado está debilitada, por un desequilibrio en el número de bacterias benéficas vs. dañinas, es más fácil que entren compuestos no nutritivos al torrente sanguíneo. Cuando el sistema inmunológico detecta estos compuestos, lanza una respuesta que se convierte en un proceso inflamatorio. La inflamación es la causa de muchas enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades cardíacas y enfermedades autoinmunes.
  3. comidasaludable.jpg
  4. Impacta la salud de todo el sistema digestivo. La finalidad del sistema digestivo es el ingreso de comida al cuerpo para absorber los nutrientes necesarios para el funcionamiento del cuerpo. Consumir demasiados alimentos grasosos reduce la actividad de todo el sistema digestivo. No consumir suficiente fibra insoluble aumenta el estreñimiento.
  5. Puede afectar tu peso. En estudios recientes se ha encontrado que las bacterias intestinales pueden estar involucradas en la absorción de energía. Se ha identificado diferencias en el tipo de bacterias que viven en los intestinos de las personas delgadas en comparación con las bacterias que viven en los intestinos de personas con sobrepeso u obesas.

¿Qué puedes hacer para mejorar la salud de tu intestino?

Lo más fácil para un intestino sano es consumir alimentos saludables. Aunque existen varios alimentos, los mejores aliados para el intestino son la fibra y los productos fermentados.

Un consumo adecuado de fibra es muy importante, sobre todo si proviene de alimentos como:

  • Legumbres: frijoles, frijoles de soya cocidos, lentejas, alubias y garbanzos.
  • Frutas y verduras: espinacas cocidas, alcachofas, brócoli, coliflor, peras, frambuesas, fresas, coles de Bruselas, espárragos y coles.

Los productos fermentados recomendados son los que contienen probióticos. Los probióticos son bacterias vivas benéficas para los intestinos que ayudan a disminuir el número de bacterias dañinas causantes de infecciones e inflamaciones. Algunos productos con probióticos son el té Kombucha, miso, kéfir, col agria (sauerkraut), encurtidos y el yogurt. También existen suplementos con probióticos que incluyen cepas benéficas para la salud intestinal como Lactobacillus acidophilus y Bifidobacteria bifidum.

yogurt-1.jpg

Evita consumir alimentos muy procesados o refinados, generalmente este tipo de alimentos contienen una gran cantidad de productos químicos que no se pueden absorber bien y dañan la mucosa intestinal. Mejor escoge productos integrales en su forma natural.

Toma suficiente agua, ya que el agua ayuda a mejorar la digestión al descomponer los alimentos para que sea más fácil para el cuerpo absorber los nutrientes. El agua también ayuda a ablandar las heces lo que ayuda en el estreñimiento.

Como puedes observar cuidar lo que comemos no sólo tiene implicaciones en nuestro peso, si no en nuestra salud en general.

Imágenes | Daniela Vladimirova | Hey Paul Studios | Ted Eytan | Kris Miller|

En Vitónica México | El ejercicio, un aliado para la flora intestinal
En Vitónica México | El azúcar del agave funciona como prebiótico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio