Compartir
Publicidad

Huevos rancheros. Receta

Huevos rancheros. Receta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los huevos rancheros son uno de los desayunos clásicos de México, y no dudo que en el resto del continente también lo sean. Es una de esas recetas que da cabida a los gustos de cada cocinero y de cada comensal. Habrá quien simplemente los haga colocando una porción de salsa, verde o roja, sobre la tortilla y encima el huevo, habrá quien prefiera sólo esparcir frijoles refritos y quien guste poner los frijoles parados.

He visto incluso, en algún lugar de Veracruz, que a la tortilla le derriten un poco de queso encima antes de agregar el huevo, y hablando de este último, hay quien gusta de comerlos simplemente estrellados, o quienes prefieran cocerlos por ambos lados. A mi me gusta prepararlos con unos frijoles refritos recién hechos, y una salsa cocida con mucha textura, pero confieso que también de vez en vez los preparo aún más sencillamente.. y son deliciosos, como quiera que los sirvamos.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 tazas de frijoles cocidos, 4 chiles serranos secos, 3/4 de cebolla, 1 diente de ajo, 2 chiles verdes, 5 jitomates, 8 tortillas de maíz, 4 huevos, aceite, sal y unas hojas de cilantro.

Cómo hacer huevos rancheros

Comenzaremos haciendo unos frijoles refritos. Para ello, calentamos dos cucharadas de aceite en una sartén y agregamos 1/2 cebolla rebanada y los chiles serranos. Cuando la cebolla comience a dorar, añadimos los frijoles cocidos y los aplastamos con un machacador de cocina, hasta que queden al gusto.

En otra sartén preparamos la salsa, calentamos una cucharada de aceite y salteamos el resto de la cebolla, el ajo y los chiles verdes finamente picados. Cortamos en cubos los jitomates y cuando el chile comience a soltar su aroma los añadimos a la sartén. Bajamos el fuego y dejamos cocinar que el jitomate se haya suavizado. Sazonamos con una pizca de sal.

huevos-rancheros-pasos.jpg

Una vez que los frijoles y la salsa están listos, doramos una a una las tortillas en una sartén con aceite caliente y después, hacemos los huevos estrellados como acostumbramos hacerlo y al gusto de cada quien.

Para finalizar, colocamos en un plato dos tortillas de maíz y esparcimos encima tres cucharadas de frijoles refritos. Colocamos un huevo estrellado, agregamos una buena porción de salsa alrededor y adornamos con las hojas de cilantro picadas toscamente.

Degustación

Los huevos rancheros son de esos desayunos tradicionales que hay que disfrutar sin prisas. Es agradable al paladar la combinación de frijoles refritos con salsa picante, que son contrastados en cada bocado con el sabor fresco del cilantro picado. Ni que decir de los tropezones crujientes de la tortilla y del huevo. ¿Bebida? Un vaso de jugo de naranja fresco.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio