Cómo hacer atole de arroz con leche. La receta infalible de las abuelitas para curar el frío

Cómo hacer atole de arroz con leche. La receta infalible de las abuelitas para curar el frío
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
19 votos

Si alguien te diera a escoger entre un atole calentito y un tazón de arroz con leche para apaciguar el frío, ¿qué escogerías? Ya sé que es una decisión super difícil, por esa razón el día de hoy te compartimos una receta que fusiona ambos alimentos: un cremoso atole de arroz con leche.

Y es que estamos ya con todo dentro de otoño, una de las temporadas más bonitas del año, en las que tenemos fiestas y celebraciones en cada dos por tres. Y es que en estos días con noches frías y mañanas aun más heladas, no hay nada como reconfortar tu pecho y pancita con una bebida caliente, como un atole tal y como lo haría tu abuelita, con un poco de canela y mucho amor.

No hay nada mejor que tomarse un atole calentito y reconfortante, ya que es una de las bebidas más representativas de México que se distingue por su sabor y textura únicos. Aunque existen muchos sabores y posibilidades para preparar atole, desde el básico de maizena hasta este atole de arroz con leche que es infalible, a todo el mundo le encanta. Te contamos cómo prepararlo.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Arroz (1 1/2 tazas)
  • Agua 1 l
  • Raja de canela (media)
  • Leche 1.5 l
  • Leche evaporada (1 lata)
  • Azúcar (1 taza)

Cómo hacer Atole de arroz con leche

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Cocción 30 m

Atole

Preparar atole de arroz con leche es tan sencillo que querrás hacerlo todo el tiempo.

  • Comenzamos enjuagando el arroz con suficiente agua y escurrimos. Lo colocamos en una cacerola con el agua y la ramita de canela. Dejamos que se cocine a fuego medio por 20 minutos hasta que quede bien suavecito.

  • Una vez que quede bien cocido, vamos a reservar una taza de arroz de la cacerola.

  • El siguiente paso es vertir las dos leches y el azúcar. Mezclamos y dejamos que se cocine por unos minutos más.

  • Ahora vamos a licuar el arroz que reservamos con un cucharón de la preparación de leches en la cacerola. Lo licuamos bien y lo regresamos a la olla para que espese nuestro atole. Cocinamos hasta que suelte el hervor y adquiera esa consistencia espesa y cremosa que nos encanta del atole.

  • Sirve mientras siga caliente y ¡disfruta!

¡A disfrutar!

Comentarios cerrados
Inicio