Publicidad

Obleas dulces con un toque de anís. Receta fácil para cualquier día

Obleas dulces con un toque de anís. Receta fácil para cualquier día
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No puedes negarlo: comer obleas dulces es de los placeres mayores de cualquier glotón. Y sabemos que lo compartes. Algo que te dará mucho gusto es saber que son demasiado fáciles de hacer. Demasiado. Basta con que te eches un clavado en tu alacena y saques unos cuantos ingredientes. Lo demás será pan comido. Literal.

Además, tienes que saber que se trata de un alimento muy bajo en calorías y que te aporta vitaminas A y E. Una maravilla en toda la extensión de la palabra. Puedes usarlas lo mismo para postre, que para acompañar una ensalada de atún o comerlas solas.

No esperes más. Ponte el mandil, saca todos tus insumos a la vista y empieza ya. Seguro te da tiempo de terminarlas antes de tu próxima sentada oficial a la mesa.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Harina de trigo 150 g
  • Aceite de oliva 60 ml
  • Azúcar mascabado 70 g
  • Huevo 1
  • Anís estrella 2
  • Mantequilla 30 g

Cómo hacer obleas dulces con un toque de anís

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 18 m
  • Elaboración 3 m
  • Cocción 15 m

En una cazuela no muy profunda pon a hervir dos tazas de agua y las piezas de anís estrella.

Una vez que burbujee por cinco minutos a fuego bajo, apaga la hornilla y deja reposar por dos minutos más.

Cuela la mezcla y reserva a temperatura ambiente.

En un bol de metal grande mezcla el agua resultante y atemperada, así como la harina, el huevo, el azúcar y el aceite de oliva.

Amasa directamente con las manos. Pero procura que no quede ningún grumo. Debe ser totalmente lisa y especialmente delgada.

Pon a calentar un sartén antiadherente, con un poco de mantequilla.

Una vez que esté a punto, agrega una porción individual de la masa que preparaste. Mueve rápidamente para que se esparza a todo el sartén.

Intenta voltearla con una espátula. Si se despega completamente, está lista para ser cocinada del otro lado.

Solo toma en cuenta que se trata de una preparación muy frágil, por lo que tienes que ser cuidadoso.

Espera a que se enfríen y pruébalas solas. Después úntales mantequilla dulce, miel o hasta ponles toppings salados.

¡Que lo disfrutes!

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir