Cómo hacer galletas caseras sencillas. Ideales para tener en casa para cualquier ocasión

Cómo hacer galletas caseras sencillas. Ideales para tener en casa para cualquier ocasión
Sin comentarios
9 votos

Para el desayuno, como postre o para acompañar por la noche con un rico café, de contamos como preparar las mejores galletas caseras.

No hay nada más clásico e infalible para la repostería que las galletas. Las hay de muchas formas, sabores, ingredientes y colores. Nunca pueden faltar en casa para echarse un postrecito o para ofrecer a las visitas. A veces es muy fácil tener paquetes de galletas en casa, creo que estarán de acuerdo conmigo en decir que no hay nada como las versiones caseras, frescas, esponjocitas y sin ningún tipo de conservador. Te contamos cómo desterrar las galletas procesadas e industriales preparando tus propias galletas caseras.

Y ni te preocupes, que no son en absoluto difíciles de hacer. Eso sí, la repostería requiere que prestes mucha atención en el proceso y en la cantidad de ingredientes que añades, así que nada de andar papaloteando mientras preparas tus galletas. Aprovecha, y hasta puede servir como una especie de terapia o meditación, para estar presente en el aquí y el ahora

La receta que te compartimos aquí es una de las más sencillas que puedes encontrar, pero si tienes ganas de explorar tu don repostero, te dejamos estas recetas de galletas un poquito más elaboradas:

Ingredientes

Para 4 personas
  • Harina (de cualquier tipo) 125 g
  • Azúcar 75 g
  • Polvo para hornear (1 pizca)
  • Esencia de vainilla (1 cucharada sopera)
  • Ralladura de limón (1 cucharada sopera)
  • Huevo 1
  • Mantequilla 2 cucharada

Cómo hacer Galletas caseras sencillas

Dificultad: Media
  • Tiempo total
Quin Engle 74epjt Gpma Unsplash
  • Lo primero que tenemos que hacer es batir bien el huevo junto con la vainilla, la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar en un tazón grande. Es importante batir bien hasta que el huevo esponje. Sin embargo, no hay que batir demasiado para que la mezcla continúe cremosa pero líquida al mismo tiempo.

  • Poco a poco, iremos agregando la harina junto con el polvo para hornear y la ralladura de limón. Es importante que todo esté bien mezclado. Cuando terminemos, dejamos reposar la masa de galletas por unos 15 minutos. Si la masa queda muy pegajosa, puedes amasarla un poco más o agregarle una pizca de harina extra.

  • Colocamos una capa de papel encerado sobre una bandeja para horno y sobre ella vamos poniendo una cucharada de la masa para galletas, dejando suficiente espacio entre una y otra, para que no se peguen entre sí. También puedes espolvorear la bandeja con un poco de harina para que no se peguen.

  • Horneamos durante 10 minutos con el horno a 180°C. Las retiramos y dejamos reposar unos minutos antes de servir. Puedes espolvorear también con un poco de azúcar glass y ¡quedarán increíbles!

Puedes disfrutarlas junto con un café bien caliente o con una taza de chocolate caliente. Recuerda que si quieres guardarlas para otra ocasión, puedes hacerlo colocándolas en una toalla o trapo, dentro de en un tupper hermético, para que se mantengan suaves por más tiempo.

9 votos
Temas
Inicio