Publicidad

Tips para que disfrutes y aprendas a maridar postres con cerveza

Tips para que disfrutes y aprendas a maridar postres con cerveza
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Así como muchos piensan que lo únicos maridajes posibles se hacen con vino y comida gourmet, hay quienes creen que los de cerveza sólo pueden hacerse con alimentos salados. Pero no. Aunque ésta veta culinaria no sea tan cartelera como la otra, puede ser igual de compleja y deliciosa.

A continuación te compartimos algunas recomendaciones para que incursiones en este dulce y explosivo mundo con pleno conocimiento de causa:

  1. Recuerda que la cantidad de azúcar en tus postres afectará el sabor de la cerveza siempre. Eso es bueno y malo. Primero sé muy consciente de cuánto azúcar tiene la comida, para después pensar en la bebida.

  2. Para pensar si el maridaje va bien con una elaboración dulce, piensa en qué matices y sabores ofrece la cerveza y si le irían bien si los añadieras directamente al postre.

  3. Regla de oro: escoge una cerveza que sea igual o más dulce que el postre que acompañarás. 

  4. Otro consejo es que cuando comas postres de chocolate o café, lo acompañes con cervezas de malta de cebada tostada como primera opción, pero de no estar disponibles, las cervezas con sabores acaramelados o provenientes de frutas también hacen una grata experiencia.

  1. La chela y el chocolate son mejores amigos, toma en cuenta eso siempre. La riqueza y complejidad de ese ingrediente va perfecto con la carbonatación de la bebida.

  2. Para postres con chocolate te recomendamos que elijas una cerveza Porter o Stout; eso sí, evita las secas estilo irlandés.

  3. Otra deliciosa combinación que muchos no tenemos tan fácil en el radar son los panqués, las galletas de mantequilla o inclusive el helado de fresa, con las cervezas estilo Pilsner. 

  4. Cuando comas postres de frutas como pay de manzana o de pera, intenta con Ales inglesas. Ahora bien, si es algo más dulce como un cheese cake con jalea de moras, opta por una Ale más agria. Si te ponen enfrente algo así como un pastel frío de limón, lo mejor es que marides con una cerveza frutal.

  5. Si vas a probar varios postres, recuerda que los maridajes deben ser progresivos. Primero los sabores menos intensos; luego los más. Por eso es que generalmente se escogen cervezas muy fuertes para estas opciones.

Fuente: Cerveceros de México | Mondore

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir