Compartir
Publicidad

Desastres al hornear. ¿Por qué pre-calentar el horno?

Desastres al hornear. ¿Por qué pre-calentar el horno?
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una duda que le surgió a mi esposo, y que seguramente se preguntan muchas personas es: ¿Por qué se tiene que pre-calentar el horno? Bien, que bueno que me preguntó eso, porque justamente, no supe darle una respuesta aceptablemente sabia que lo hiciera exclamar: ¡Ah! Muy bien explicado, gracias. Nada de eso, igual me surgen muchas dudas y es bueno investigar.

Hay un montón de reacciones químicas que se producen al cocinar los alimentos, y las diferentes reacciones se producen a un ritmo diferente en función de la temperatura. Esto significa que mientras la comida está en el horno por debajo de la temperatura adecuada, no se consigue el equilibrio adecuado de reacciones que se producen mientras se cocina.

No vamos a adentrarnos en terrenos de la ciencia, pero ya sabemos que cocinar, lo es. Al menos sí podemos explicar científicamente el por qué de varias reacciones y procesos: metamorfosis, reducciones, evaporación, elevación, etc. Sin embargo,uno de los principales motivos es evitar la evaporación del agua en los alimentos para evitar que se sequen antes de cocinarse. Tanto introducir un alimento a un horno excesivamente caliente, como a uno frío, trae consecuencias que pueden arruinar nuestro horneado. Entonces, con palabras de a centavo, tratemos de entender sobre el tema, ¿Por qué se debe pre calentar el horno?

Pastel mal horneado

Al pre-calentar, hacemos que la temperatura tome su punto correcto para cada receta, sobre todo en lo que se refiere a panadería y pastelería. Aparentemente en otros alimentos "no pasa nada", pero esto tampoco es así, puesto que al introducirse en el horno frío, tardarán más tiempo dentro que el que ya ha sido medido, provocando reacciones diferentes en los ingredientes. Así que sigan siempre las instrucciones y sobre todo, verifiquen si la receta es para altitudes altas o bajas.

Tal vez, esta sea la causa de que muchos platillos no salgan como "se ven" en la fotografía o como los comimos en otro lugar en el que ya se tiene la experiencia en cuanto a los tiempos y temperaturas de horneado. Y para reafirmar esto (Que me ha convencido), dejen que les pregunte: ¿Cuando se meten a la regadera, abren primero las llaves para regular la temperatura tratando de hacerse a un ladito? ¿O lo hacen en tanto cae el agua en su cuerpo? Los motivos de su respuesta, son lo mismo que al meter al horno un alimento que espera pasar por un proceso adecuado de temperatura para las reacciones químicas que tendrá.

Galletas quemadas

Algunos alimentos precisan cocinarse desde frío a hasta tomar su temperatura, como en el caso de un roux para hacer una salsa, (Y esto es directo sobre la estufa) Pero si una masa tiene mantequilla, por ejemplo, y se introduce a horno frío, antes de que se den cuenta, esta se derretirá y modificará los ingredientes al licuarse primero y luego absorberse, sobre todo si piensan que las texturas pasan de esponjosas a crear una costra en la superficie, entonces la mantequilla se "chorreará" en algunas partes y en otras será absorbida muy rápidamente.

Pastel mal horneado

¿Convencidos de que es adecuado considerar las indicaciones de temperaturas? Quienes les dan una receta, experimentaron con esta para proporcionar un resultado correcto, a menos que ustedes planeen experimentar con los alimentos, sigan los pasos que se aconsejan. Encender un horno toma un minuto, obtener la temperatura deseada, toma hasta 15 minutos. Recuerden esto al introducir una masa a su horno frío. Y un consejo sobre el horno: revisen que no tenga nada dentro cuando lo enciendan, porque muchas veces los usamos como alacena y puede quemarse y arruinar todo, lo que se nos quedó en el fondo.

Anfitriona en apuros

Y por último, los desastres en la cocina, nos han pasado a todos y nos seguirán pasando. Claro que en la medida en que seamos precisos y meticulosos, disminuirán, así que estén siempre listos para resolver inconvenientes como una cena quemada, una receta nueva que quedó pésima o un pastel crudo. ¿Como? Previniendo y no experimentando el día de un compromiso en casa, y segundo, tengan siempre a mano los benditos congelados y las latas. Crean, se pueden hacer maravillas con un "toque" personal.

En Directo al Paladar, les dejo un enlace que los ayudará mucho a que su experiencia con el horno, sea placentera: Hornear en altitudes altas y un ingrediente básico para que sus masas queden como deben: La diferencia entre polvo para hornear y bicarbonato de sodio.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio