Compartir
Publicidad
Publicidad

Conoce la historia detrás de las galletas de la fortuna

Conoce la historia detrás de las galletas de la fortuna
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante el fin de semana comentábamos que en estos días en China están celebrando el Año Nuevo Lunar, atreviéndonos a preparar una receta asiática de pollo picante con limón y miel y hablando de cuáles son los alimentos que atraen la buena suerte para un nuevo año dentro de ésta cultura.

Probablemente, cuando hablamos de comida y buena suerte, nuestra mente dibuja en la imaginación las galletas de la fortuna, que estamos tan acostumbrados a recibir al terminar una comida en un restaurante chino y que nos gustan no tanto por su sabor, sino por ese secreto que nos esconden. Pero tras las galletas de la fortuna hay una historia que vamos a conocer.

Las galletas de la fortuna no son conocidas en China

Galletas de la fortuna

Hace algunos años ya, el periódico NY Daily News publicaba un articulo sobre el mayor fabricante de galletas de la fortuna en el mundo, una compañía denominada Wonton Food Corp, quienes exportan sus productos, con gran éxico, a Reino Unido, México, Canada, América Central y España. Pero algo sorprende: en China la venta de las galletas de la fortuna no fue negocio, de tal modo que su producción allí cesó tras un año de funcionamiento.

El motivo, de este fracaso, es que la mayoría de la gente en China nunca ha oído hablar de las galletas de la fortuna. Dicho esto, el motivo por el cual comercialmente se le atribuye el término "china", es por que las frases que incluyen, son supuestamente proverbios chinos sobre la vida, y son escritos por estudiantes, escritores y traductores.

Son una versión del senbei caponés

Galletas de la fortuna

De acuerdo a la periodista Jenniffer 8 Lee del New York Times, las galletas de la fortuna tienen su origen en algunas panaderías a las afueras de Kioto, Japón, donde se preparan un tipo de galletas senbei que tienen forma de unas galletas de la fortuna, pero más oscuras y más grandes que las que conocemos en occidente, y que también contienen un mensaje.

Estas galletas senbei se comercializan al menos desde el siglo XIX, y en la actualidad siguen haciéndose a mano. A esta versión japonesa, se le da sabor con miso blanco y sésamo, siendo entonces unas galletas saladas y el mensaje que incluyen está atorado en el pliegue de la galleta, siendo así diferentes a las galletas de la fortuna, que son dulces y tienen el mensaje en el interior.

También se tiene registrado su presencia en nuestro continente a inicios del siglo XX, en San Francisco y Los Ángeles, en Estados Unidos, expandiéndose su venta a más lugares tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial.

Un negocio de japoneses, acrecentado por los chinos

Galletas de la fortuna

Es allí mismo, en San Francisco, donde aún se ubica uno de los primeros fabricantes de galletas de la fortuna, denominada Benkyodo Company. Con 111 años de existencia, en sus inicios fueron los encargados de hacer senbei con mensajes de fortuna, así como otros dulces y snacks tradicionales para la casa de té llamada Japanese Tea Garden en los primeros años del siglo XX.

Pero la guerra lograría, que Makoto Hagiwara, quien diseñó dicho jardín, y su familia, se recluyeran en Arizona tras el bombardeo de Pearl Harbor, y que su casa de té fuera demolida, trayendo como consecuencia que la fábrica Benkyodo Company cerrara sus operaciones temporalmente. Así, tras el cierre de varias fabricas japonesas que proveían a los restaurantes chinos de estas galletas, fueron los fabricantes chinos quienes continuaron con su producción.

Con todo esto, podemos concluir que aunque fueron los japoneses radicados en Estados Unidos los responsables de introducir las galletas de la fortuna a nuestro continente, pero fueron los chinos con residencia en el mismo país quienes las transformaron y las convirtieron en uno de los íconos más representativos de sus restaurantes.

Imágenes | Pixabay, Gabriel Saldana, Dannielle Blumenthal, Karen Neoh

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio