Compartir
Publicidad

7 razones saludables por las cuales deberías comer más kale

7 razones saludables por las cuales deberías comer más kale
0 Comentarios
Publicidad

Esta peculiar col rizada de sabor intenso es más nutritiva de lo que pensabas. Aunque cada vez hay más personas convencidas de sus beneficios es común que aún no se le valore tanto como debería. Tiene una consistencia difícil de masticar, sí. A veces resulta un poco amarga, también. Pero créenos, después de que leas esto pensarás distinto sobre ella.

Es una gran fuente de vitaminas y minerales

Una taza de este alimento, unos 67 gramos, contiene vitamina A, K, C y B6, así como manganeso, calcio, cobre, potasio y manganeso. Aunado a ello, dicha porción sólo contiene 33 calorías y muy poca grasa.

Provee de antioxidantes

Esto es algo que podemos comprobar por su color verde intenso. Aporta muchos flavonoides y polifenoles. Sus efectos directos son el retardo del envejecimiento, así como el cuidado de tu corazón y la reducción de la presión arterial.

Es uno de los vegetales con más índice de vitamina C

Tiene cerca de 4.5 veces más que la espinaca y ayuda a sintetizar el colágeno, que es el componente estructural más abundante en el cuerpo humano.

Reduce el riesgo de enfermedades cardiacas

La kale ayuda a reducir los niveles de colesterol. Beber jugos que contengan esta planta puede ayudar a aumentar el colesterol bueno y mejorar el nivel de antioxidantes en el organismo.

Ayuda a la buena coagulación de la sangre

Esto, debido a que posee cantidades importantes de vitamina K. Éste compuesto lo que hace es activar ciertas proteínas para que puedan unirse de forma más fácil al calcio. Una sola taza de kale al día da por lo menos 7 veces la cantidad diaria de vitamina K necesaria.

Auxilia a prevenir el cáncer

La kale tiene efectos protectores contra este padecimiento, ya que tiene sulforafano: una sustancia que ha demostrado ser buena previniendo el cáncer desde un nivel molecular.

Tiene muchos betacarotenos

Este antioxidante es convertible muy fácilmente en vitamina A, la cual es buena para tener mejor visión y para mantener con buena salud el hígado. Las personas con una dieta baja en vitamina A están muy propensos a sufrir con mayor frecuencia de enfermedades ya que esta también contribuye con el fortalecimiento del sistema inmunológico. Otra de las consecuencias que genera una deficiencia de vitamina A son la resequedad en la piel, cabello quebradizo, fatiga general e incluso alteraciones reproductivas.

Fuentes: Health line.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio