Publicidad

Algunas de las más picantes salsas. Recetas (Segunda parte)

Algunas de las más picantes salsas. Recetas (Segunda parte)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Se picaron? Vamos por las salsas que si no pican es porque no las han comido. Como les comenté en el primer post de salsas extra picantes, no voy a darles las recetas de todas, ni son las más ricas, pero de las que conozco, son mis favoritas.

Salsa de 3 chiles

Esta salsa es muy picante, lleva poco tomatillo y muchos chiles, pero sobre todo, porque lleva el chile tailandés, que si bien, de inicio no se percibe más picante que el habanero, transcurridos unos segundos, su picor se manifiesta con todo. Se requiere una taza de tomatillo o tomate milpero, media taza de chiles de árbol secos sin rabos, 1 chile habanero grande de color anaranjado (El verde pica mucho menos), un chile tailandés.

Salsa de tres chiles agtc c m d a

En caso de no encontrar chile tailandés, se puede poner un par de habaneros más. Es muy rica si en verdad gustan de lo picante. Ninguna de estas salsas resulta tan insoportable para los menos tolerantes a la capsaicina si reducen considerablemente la cantidad de chiles (Ajíes, guindillas) y aumentan la de tomates o jitomates.

Salsa de chile manzano

5 chiles manzano, media taza de jugo de limón, media taza de piña en trocitos, sal en grano. Se asan ligeramente y luego cortan los chiles manzanos en ruedas finas o trozos. Se coloca el jugo de limón en un tazón pequeño y se agrega piña y una cucharadita de sal. Se revuelve y se sirve. A mi me encanta con tostadas o galletas con atún en agua escurrido y desmenuzado. Sin una pizca de grasa pero un sabor exquisito y muy picante. El jugo de limón puede sustituirse por el jugo de piña, y los chiles pueden agregarse sin asar, agregar cebolla, o pueden licuarse chiles, jugo y piña y servirse como salsa para untar.

Salsa de chile manzano y piña

Salsa cruda de jitomate

Salsa en crudo hdlt c m d a

Esta receta me la dio mi hijo y nos encantó con sus riquísimas carnitas estilo michoacán. Necesitan: 10 chiles serranos, un trozo grande de cebolla, 5 chiles secos de árbol, 2 jitomates y sal. Es muy simple: Todo bien lavado y desinfectado, se muele en la licuadora y se sirve.

Haciendo salsa cruda c m d a

Es una receta muy fácil, pero como toda salsa cruda, es de corta duración, aunque al no llevar cilantro, puede refrigerarse hasta 3 días. Si sobra, la solución para alargar su período de vida es hervirla y utilizarla en otros platillos.

Salsa de tomates y chiles secos tatemados

6 tomates verdes sin cáscara y bien lavados, chiles secos de árbol o chiltepín al gusto (Yo tomo un buen puñado), sal de mar, 1 diente de ajo (Opcional).

Tomates asados c m d a

Se muelen primero los chiles hasta casi convertirlos en polvo junto con la sal en grano, que ayudará a que sea más fácil esta tarea. Se agregan de a poco los tomates y se muelen ligeramente. Deben quedar "martajados" para que la salsa se vea como la tradicional salsa de molcajete. (Puede hacerse esta y todas las de molcajete en licuadora o con procesador, solo el encanto se pierde un poco).

Salsa de tomates tatemados agtc c m d a

En Directo al Paladar, les dejo el enlace de 5 variedades de chiles, ajíes o guindillas mexicanos picantes, además un platillo mexicano de la zona de occidente, a base de chiles secos. Enchiladas. ¡Que los disfruten!

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir