Compartir
Publicidad

Chilaquiles rojos con huevos revueltos

Chilaquiles rojos con huevos revueltos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy les propongo una versión urbana, rápida y sencilla de chilaquiles rojos con huevos revueltos y queso que les será de gran utilidad si viven en una ciudad como el D.F. y no disponen de mucho tiempo para cocinar. Con esta receta podrán preparar algo típicamente mexicano de forma casera y sin recurrir a los "horribles" chilaquiles de caja que venden en el super.

Existen muchas variantes de chilaquiles, los rojos, los verdes, los de mole, con huevo o con pollo. En fin, la variedad es amplia y los estilos de prepararlos diversos. Estos chilaquiles rojos con huevo y queso que les propongo a continuación tienen la particularidad de no ser picosos ya que no integro ningún tipo de chile.

Los ingredientes para 2 personas:

2 o 3 jitomates maduros, 5 huevos, 1/2 cebolla, 1/2 diente de ajo o 1 cucharita de ajo en polvo, 1 bolsa de totopos, 100g de queso manchego rallado(o el que más les agrade, 1 vaso y medio de agua, sal y pimienta. Una licuadora.

La preparación:

Les recomiendo comprar los totopos en una tortillería, casi todas los venden, son muy prácticos y mejores que los de supermercado.

chilaquiles rojos

Cortar los jitomates en trozos así como la cebolla y colocarlos en un comal caliente o en un sartén. Tostarlos hasta que la piel de los jitomates empiece a quemarse. Esta piel se irá separando del jitomate. Retirarla por completo de cada trozo de jitomate.

En la licuadora colocar el jitomates, la cebolla, el ajo, la sal y la pimienta así como el agua. Procesar todo y colocar el caldo obtenido en una olla con un poco de aceite. Dejar cocinar el caldo de jitomate sin que este hierva por unos 15 minutos aproximadamente.

En un recipiente hondo colocar los huevo y batirlos. Calentar un sartén con aceite, verter los huevos batidos y hacer los huevos revueltos hasta que estén dorados.

Colocar en un plato hondo los totopos, los huevos revueltos y el caldo de jitomate al gusto. Terminar con el queso rallado.

¡Listo! Ya tienen , en menos de media hora unos deliciosos chilaquiles caseros.

Directo al Paladar| Brochetas de pollo con salsa de cacahuate

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio