Publicidad

9 consejos fáciles para desvenar chiles correctamente

9 consejos fáciles para desvenar chiles correctamente
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Sabemos que te lo has preguntado al menos una vez. Quizá ya hasta lo hayas intentado y te hayas equivocado o llevado alguna sorpresa quizá no tan agradable. Eso se acabó. Hoy te daremos consejos muy básicos para que la próxima vez que lo intentes lo hagas como todo un profesional en la cocina, sin importar mucho qué tipo de chile uses en tus recetas.

  • Asegúrate de tener a la mano una fuente de fuego constante y, de preferencia, profusa. Recuerda que para desvenar chiles lo mejor es contar con hornillas amplias y de llamas medianas o grandes.

  • Sitúa tus chiles directamente sobre la lumbre y, de preferencia, usa guantes de tela afelpada para cosas calientes.

  • Espera a que se pongan completamente negros, chamuscados. Además de que eso va a repercutir directamente en el sabor, ayudará a que puedas pelarlos con mucha más facilidad.

  • Una vez quemados por completo, acomódalos dentro de un bowl metálico hondo. Luego cúbrelo con una bolsa de plástico que selle el recipiente de forma hermética.

  • Déjalos “sudar” por lo menos 20 minutos. Si no los haces con el tiempo suficiente es posible que te cueste mucho más quitarles la película exterior. Entre más los dejes dentro de la bolsa, mejor.

  • Usa guantes de hule para quitarles la piel quemada. Esto es para que por ningún motivo tus manos vayan a quemarse, impregnarse de picor o llenarse de residuos indeseables.

  • Abre tus chiles con un corte lento y de punta a punta de los chiles. Te servirá mucho más un cuchillo filoso. Aunque debes tener cuidado, porque para este punto la consistencia del chile será muy suave y podrías cortarte si te descuidas.

  • Una vez abiertos, usa una cuchara sopera para retirar las semillas acomodadas en su interior. Luego con tus dedos jala desde arriba las venas del chile. Asegúrate de no dejar ninguna, o correrás el riesgo de enchilarte cuando lo comas.

  • Que no te espante usar agua, es totalmente recomendable. Solo ten cuidado con la potencia del chorro con el que enjuagues el interior de los chiles, porque si es muy fuerte podría romperlos.

  • Ahora bien, si quieres desvenar tus chiles sin necesidad de cocerlos al fuego directo, únicamente ábrelos y repite todo lo anterior, usando la punta del cuchillo para cortar de tajo todas las venas.

Listo, ahora podrás disfrutar de comida con sabor a este ingrediente, sin el picor que puede resultarle molesto a algunas personas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir