Publicidad

Pollo a la hierbabuena. Una de las recetas fáciles de comida mexicana

Pollo a la hierbabuena. Una de las recetas fáciles de comida mexicana
Sin comentarios

El pollo a la hierbabuena es una opción muy rica para variar las típicas preparaciones a la plancha o al horno, es una de las recetas fáciles que te solucionarán una reunión de improviso; pues es muy rápida de hacer y con ese toque delicioso de la comida mexicana. En esta receta se pueden sustituir las naranjas, de guarnición, por unas papas al vapor o por arroz blanco salteado. De este modo conseguirás un plato más consistente. ¡A todos tus comensales les encantará!

Otra opción deliciosa de pollo es la pechuga de pollo en nogada.

Ingredientes

Para 6 personas
  • 1 pollo y medio
  • 1 vaso de jugo de naranja
  • 1 cucharada de cáscara de naranja rallada
  • 4 ramitas/hojas de hierbabuena o menta
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 5 cucharadas de vinagre blanco
  • Aceite para freír
  • 2 naranjas
  • sal y pimienta al gusto
  • Caldo de verdura opcional

Cómo hacer pollo a la hierbabuena

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 10 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 40 m
  • Pica la menta o hierbabuena finamente y mezcla con el jugo de naranja, el azúcar y la cáscara de naranja rallada.
  • Deja reposar esta mezcla durante media hora.
  • Mientras tanto, corta el pollo en trozos no muy grandes (a octavos).
  • Lava y secar bien los trozos.
  • Salpimenta el pollo al gusto y fríe en abundante aceite, hasta que la piel esté dorada y crujiente.
  • Retira de la sartén y escurre el exceso de grasa sobre papel de cocina.
  • Pon a hervir el vinagre en una cazuela y deja reducir ligeramente.
  • Añade el pollo y cocina a fuego suave, hasta que esté tierno, aproximadamente unos 40 minutos.
  • Si el jugo reduce demasiado, añade un poco de caldo de verdura o agua, teniendo en cuenta que la salsa debe quedar con una consistencia semejante a la miel.
  • Pela las dos naranjas y córtalas en rodajas gruesas.
  • Sirve estas naranjas junto al pollo, como guarnición.

TIP

Para reducir el picante de una salsa: abre los chiles y quítales las semillas y venas. Otra manera es agregar rebanadas de zanahoria, esto le ayuda mucho a las salsas de habanero, donde la dulzura de las zanahorias ayuda a que salga el verdadero sabor afrutado del chile.

Fuente | El recetario de cocina mexicana de Diana Baker |

Imagen | Timolina |

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios