Publicidad

Cómo lograr que las cervezas se enfríen más rápido, para disfrutarlas cuanto antes

Cómo lograr que las cervezas se enfríen más rápido, para disfrutarlas cuanto antes
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La cerveza no sabe tan bien a temperatura ambiente; mucho menos cuando está caliente. Entendemos que muchas razones pueden llevar a tus botellas o latas de cerveza a esta condición. Pero también debes saber que hay forma de no sólo evitarlo, sino remediarlo.

Todas ellas las puedes lograr en tu propia cocina. Necesitas ingredientes e instrumentos de fácil acceso. Con cualquier de ellas tardarás menos de 15 minutos en enfriar las cervezas que necesites.

¡Toma nota!

Agua, hielo, sal

cubos-hielo Foto de Pixabay.com

Es la clásica. Para esta opción debes tener un recipiente con hielos, agregar sal y revolver el contenido, con las cervezas dentro.

Esto, para que se logre una reacción endotérmica. Te explicamos fácilmente: la sal en este caso absorbe el calor de la superficie de las botellas o latas. A su vez, hace que el frío del hielo y del agua que se empiezan a formar pasen directo a las paredes de las botellas.

Con cada vuelta que le des al contenido del recipiente verás que se hace agua más hielo. Es normal. Antes de 15 minutos habrá mucho líquido, pero tus cervezas estarán frías.

Una servilleta

servilleta-papel Foto de Pixabay.com

Quizá de esto no sabías. Una forma muy sencilla de enfriar botellas es cubrirlas con una servilleta mojada que se extienda por la mayor superficie del cristal o el metal que se pueda. Luego mete la cerveza al refrigerador. Claramente, si la pones en el congelador obtendrás resultados mucho antes.

Los vasos en el congelador

También es una gran idea. Mete con anticipación tus vasos preferidos para cerveza industrial al congelador. No les pasará nada con las bajas temperaturas: sólo conseguirás que se congelen y que de esta forma hagan que el líquido que les viertas dentro se ponga frío mucho antes.

El truco del aire comprimido

cerveza-botella Foto de Pixabay.com

Si normalmente usas aire comprimido para limpiar cámaras fotográficas o el teclado de tu computadora, sabrás que se trata de un producto que enfría mucho. Ahora apréndete este truco: si volteas la botella y presionas para que empiece a salir su contenido, enfriará mucho más.

Dirige este aire frío a las botellas. ¡Las tendrás frías en menos de tres minutos! Eso sí: asegúrate de no dirigir el flujo de aire sólo a una zona de la botella. Lo mejor será esparcirlo por toda ella y disfrutar de inmediato su nueva temperatura.

Fuentes: El Confidencial | La opinión

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios