Publicidad

Únete al movimiento del Clean Eating de manera inteligente

Únete al movimiento del Clean Eating de manera inteligente
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Seguramente has escuchado el termino "Clean eating" o comer limpio. La idea es consumir alimentos mínimamente procesados y evitar los refinados. La mercadotecnia del Clean Eating, se encarga de convencernos de que todo lo industrializado es malévolo y la solución al problema de la mala alimentación de la sociedad se encuentra en los productos o libros que por casualidad ellos venden. Veamos el lado positivo y negativo y únete al movimiento del Clean Eating de manera inteligente

Primero el lado negativo: actualmente no hay una definición clara del "clean eating". Si revisamos en internet encontraremos una idea general sobre el movimiento, pero si nos dejamos llevar por los gurus de la alimentación descubriremos que cada uno tiene su propio método y según ellos el suyo es mejor que otros.

Algunos se enfocan en elegir únicamente productos orgánicos, otros ser veganos, otros consumir cereales sin gluten, también aquellos que clasifican a los lácteos como tóxicos para la dieta. Si intentamos comer "limpio", nos deslizaríamos a la locura tratando de hacer todo lo que las reglas del clean eating y terminaríamos con una dieta restrictiva y difícil de conservar.

Además al etiquetar algún alimento como "limpio", inmediatamente quedan otros como "sucios". Entonces la carga emocional al consumir una alimento sucio, será negativa por la vergüenza de no llevar una alimentación limpia. Y aquellos que no puedan solventar una dieta clean, quedarán fuera del parámetro saludable.

Es como siempre he dicho "ningún alimento es malo, lo malo son los excesos". Por esta razón es importante tener una educación nutricional. Inculcar en el hogar buenos hábitos de alimentación para evitar problemas de salud perfectamente prevenibles con una dieta correcta aunado a un estilo de vida saludable.

Lo que sí debemos adoptar del Clean Eating

frutas y verduras

Por supuesto que el movimiento del clean eating tiene cosas buenas. Así que te invito a que las conozcas y trates de incorporarlas gradualmente a tu dieta actual y a continuación veremos la manera inteligente de hacerlo:

  1. Consume carbohidratos complejos en cada una de tus comidas: por carbohidratos complejos, estamos hablando de verduras, frutas y cereales integrales. La mitad de tu plato debes llenarla de vegetales, pueden ser en ensalada, al vapor, en puré, ensalada de verduras con fruta o incluso en guisado. La otra mitad dividirla en dos una para el cereal integral y la otra para proteína magra. Esta sencilla acción practicándola con frecuencia te ayudara a adquirir buenos hábitos de alimentación y mejorar tu salud a corto y largo plazo. Si algún día no puedes comer de esta forma no significa que has fallado, no será siempre. A continuación veremos una guía visual sobre como dividir nuestro plato:
  2. Come cinco o seis veces al día: es decir 3 comidas principales y 2 colaciones ligeras o tres si necesitas una colación nocturna. Con esta acción mantendrás el ritmo natural del hambre y la saciedad.
  3. Consume proteína y/o grasas con tus carbohidratos: esto tiene una explicación razonable, la glucemia, es decir, el azúcar en la sangre, se elevará menos cuando consumimos una combinación de alimentos con carbohidratos, proteínas y grasa que si solo fueran carbohidratos. Los alimentos ricos en fibra también tienen bajo impacto en los niveles de glucosa sanguínea. Evitar los picos de azúcar nos ayuda a mantener un buen nivel de energía durante el día.
  4. Consume alimentos orgánicos: aunque no es obligatorio, es bueno considerar al medio ambiente y apoyar a los productores locales que los cultivan. Si conoces alguna marca o empresa mexicana que se dedique al cultivo de alimentos orgánicos, consume sus productos. El beneficio es triple, los ayudas, contribuyes a la conservación del medio ambiente y consumes alimentos saludables libres de pesticidas.
  5. Cocina en casa: ¡Qué mejor lugar para comer que tu casa! Cuando preparas alimentos en tu cocina, tienes control de los ingrediente y limpieza que es un asunto delicado al comer fuera de casa. Además la mayoría de los restaurantes incluyen en sus platillos gran cantidad de sal, grasas, azúcar y enormes porciones. Si cocinas en tu casa y llevas esta comida a tu trabajo, te ahorraras dinero, perderás peso y ganarás salud.

Como puedes ver, el movimiento clean eating tiene un lado positivo. Todo es cuestión de evaluar las opciones y elige sabiamente lo que nos ofrecen. La mejor dieta que puedes hacer es la que se adapte a tu estilo de vida, aquí tienes las características para llevar una dieta correcta. Recuerda que no debes sentirte culpable por consumir un alimento que no entre el la categoría de "limpio". Si algún día consumiste pastel, papas fritas, bollería, etcétera, no hay ningún problema ya que en tu dieta no consumes diariamente este tipo de alimentos. En resumen , la moderación y la variedad de alimentos son la base de una dieta saludable, recuerda que ningún alimento es malo, lo malo son los excesos.

Imágenes | Kayla Seah| muammerokumus
Videos de YouTube | Once Tv | PopSugar Fitness
En Vitónica México | Aprende a distinguir la publicidad de las etiquetas de la comida
En Vitónica México | Food Matters, eres lo que comes

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir