Publicidad

Oxida más grasa controlando la frecuencia cardiaca

Oxida más grasa controlando la frecuencia cardiaca
Sin comentarios

Publicidad

Uno de los principales dudas que se generan en el gimnasio es el tiempo y forma recomendable para nuestra rutina de cardiovascular. Es importante decirlo: si haces más tiempo no necesariamente verás los mejores resultados y, sin duda, para la oxidación de grasa lo mejor es saber controlar la frecuencia cardiaca. ¿Cómo lo hacemos?

Sé que puede existir la idea de que si sudas más estás teniendo un mejor trabajo y esto no es del todo correcto. También se cree que si corro 2 horas en la banda oxidaré más grasa y también es un error: cuando corremos nuestra frecuencia cardiaca se eleva a más del 80% y lo que estamos haciendo es un trabajo aeróbico, por lo tanto, mejorando nuestra resistencia y no necesariamente nuestro fin de decir adiós a las llantitas.

Trabajar con la frecuencia cardiaca es más sencillo de lo que se puede pensar. Por un lado la mayoría de las máquinas de cardiovascular incorporan sensores que registran las pulsaciones y facilitan el seguimiento mientras corremos o caminamos con resistencia. Ojo, si no es en máquina basta con un reloj especial o ahora los smartphones ya tiene aplicaciones donde se puede hacer lo mismo. Dicho esto vayamos a lo más importante que es obtener nuestra frecuencia ideal, misma que debe ser al 70% y se obtiene con una fórmula muy sencilla:

220 -(menos)(edad) multiplicado por (.7)

Sí, querido lector, con eso es más que suficiente pero pongamos un ejemplo con una persona de 20 años:

220 - 20 = 200 200 * .7 = 140 latidos por minuto.

140 latidos son las pulsaciones óptimas para estar en el modo perfecto para oxidar grasa. Fácil, ¿no?

El tiempo de trabajo puede depender, pero si lo hacemos correctamente con 30 0 40 minutos controlando las pulsaciones ya estaremos un paso más cerca de obtener una cintura de campeonato.

En Vitónica | 10 trucos para quemar la grasa (I)

Imágenes | lululemon athletica

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir