Compartir
Publicidad
Publicidad

La diferencia entre proteínas completas e incompletas

La diferencia entre proteínas completas e incompletas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En las clases de biología básica que se imparten en las escuelas, es donde por primera vez escuchamos de los macronotrientes: las proteínas, los carbohidratos y las grasas, teniendo todos ellos un importante papel en el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Los nutricionistas siempre nos recuerdan que comer suficiente proteína en nuestra alimentación es importante para mantener nuestro cuerpo funcionando de manera eficiente. Pero también es importante saber que la proteína se divide en dos principales categorías de acuerdo a su estructura química: completas e incompletas, y conocer la diferencia entre estas nos ayudará a descubrir como incorporarla en nuestra dieta.

Los aminoácidos

Proteina 2

Tratándose de proteínas, lo básico que debemos saber es que se componen de aminoácidos, y que algunos de ellos nuestro organismo los puede hacer por propia cuenta, mientras que algunos otros necesita obtenerlos de la comida que ingerimos. Son 20 diferentes en total, 11 de los cuales no son esenciales, pues nuestro organismo puede hacerlos, restando 9 que son esenciales y que debemos obtener de los alimentos.

Cada uno de los aminoácidos tiene su propia importancia en la composición de las estructuras de proteína en el cuerpo; algunas ayudan a digerir la comida, otras crean anticuerpos para mantener sano el sistema inmune, otras ayudan al crecimiento de músculos y cabello, algunas otras para la creación de glóbulos rojos en la sangre. Hay que señalar, que a diferencia de las grasas y los carbohidranos, nuestro cuerpo no es capaz de almacenar aminoácidos para uso futuro, por lo que es imprescindible procurarnos diariamente la ingesta de proteínas.

Fuentes de proteínas completas e incompletas

Proteina 3

Como hemos mencionado antes, algunas fuentes de proteínas contienen los 9 aminoácidos esenciales y son consideradas proteínas completas. En su mayoría, la proteína animal se considera completa, mientras que la proteína vegetal se debe considerar incompleta con algunas excepciones.

Dicho esto, los alimentos de origen animal como son la carne de res, de cerdo, la carne de pollo o pavo, el pescado y los lácteos son fuentes de proteínas completas, mientras que las nueces, las semillas y los granos tienen proteínas incompletas.

Esto último, no quiere decir que quienes siguen una dieta vegana o vegetariana no puedan obtener los 9 aminoácidos esenciales, pues tener una variedad de alimentos saludables en nuestra alimentación diaria garantiza que obtengamos todos ellos.

En el caso de éstos dos últimos tipos de alimentación, además de la soya y la quinoa, pueden complementar sus proteínas al incluir dos o más fuentes de proteína, por ejemplo: arroz y frijoles, hummus y pan de pita, cereal con leche de almendras, o una mezcla de frutos secos y semillas que incluya cacahuates y semillas de girasol o de calabaza.

Imágenes | Pixabay
En Directo al Paladar México | Fuentes de grasas saludables que incluir en nuestra dieta

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio