Harina de trigo vs harina de centeno, cuál es preferible consumir por sus beneficios a la salud, según expertos

Harina de trigo vs harina de centeno, cuál es preferible consumir por sus beneficios a la salud, según expertos
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
nicole-galvan

Nicole Galván

Editor

Periodista freelance. Catadora no oficial de café de olla en jarros y papas en todas sus presentaciones. Fanática de expresar mi love language a través de la comida y del clericot, lectora del true crime, madrina de 6 gatos y amante de cantar mientras cocino. Escribo para Directo al Paladar México.

Uno de los ingredientes más útiles que encontramos en cualquier cocina es la harina, y es que cómo no necesitarla si es tan útil para una infinidad de platillos; salados, dulces y mixtos, aunque últimamente por cuestiones de salud como enfermedades celiacas -o por gustos- se ha optado por algunas alternativas como la harina de avena, almendra, arroz, centeno, amaranto y muchas otras más. Veamos cuál es preferible consumir por sus beneficios a la salud, según los expertos.

¿Por qué es importante hablar de las harinas alternativas? Porque éstas generalmente aportan mucho más beneficios a la salud que la harina de maíz, la harina de trigo o la harina de soya que son harinas elaboradas (a menudo) con cultivos transgénicos.

Recordemos que la celiaquía es una intolerancia permanente al gluten, mismo que encontramos en muchos cereales como en el trigo, la espelta, la cebada, e incluso la avena. Pero es bueno saber que existen muy buenas alternativas a estos granos, con las que es posible cocinar. A continuación, hablamos de la diferencia de la harina de trigo y la harina de centeno.

Harina de centeno

¿Qué es el centeno? Es un grano de cereal muy popular en la actualidad gracias a su alto valor nutritivo, y de unos años para acá se ha popularizado. Se sabe que el centeno fue cultivado por primera vez alrededor del año 400 a.C. por los habitantes del sur y suroeste de Asia, la actual Turquía.

El centeno se cultiva fácilmente en suelos pobres de nutrientes. A diferencia del trigo, crece bien en climas secos y fríos. Los granos de trigo y centeno son muy similares. No obstante, el grano de centeno es más alto y puntiagudo, y las espigas de centeno son más grandes que las de trigo, su color varía del marrón amarillento al verde grisáceo.

  • El centeno es rico en vitaminas B: B1, B2, B3, B5, B6 y B9.

  • Cuanto más oscuro sea el color de la harina de centeno, mayor será su contenido en fibra.

    El aumento de la viscosidad de la masa alimentaria retrasa la digestión de los almidones de la harina de centeno. En consecuencia, el aumento de los niveles de glucosa en sangre tras la ingesta de harina de centeno es menor que el provocado por la harina de trigo.

    -Farigolaimenta

  • Se ha demostrado que el ?-glucano de la harina de centeno reduce los niveles elevados de LDL en la sangre.

  • La harina de centeno contiene un 30% más de hierro, el doble de potasio y el triple de sodio que el pan normal.

  • Las semillas de centeno contienen polifenoles, que tienen propiedades antioxidantes.

Captura De Pantalla 2023 07 07 132830

Harina de trigo

Esta harina está presente en casi cada producto de repostería. Su color blanco es el resultado de la separación de la cáscara y el germen del endospermo del trigo. De este modo se puede obtener tras la molienda una harina homogénea y la textura lisa hace que pueda ser trabajada con facilidad. Por desgracia, la mayor parte de los nutrientes se pierden durante este proceso.

El origen del trigo es muy antiguo y desconocido. Cada pueblo atribuía su apariencia a una deidad diferente: los egipcios a la diosa Isis, los hindúes a Brahma, los árabes a San Miguel y los cristianos a Dios.

  • Uno de los beneficios de esta harina es que produce energía rápidamente después de la ingestión gracias a la glucosa generada por el trigo, ya que sirve como combustible para todas las funciones vitales del cuerpo, el crecimiento y la reparación de los tejidos.

  • También una gran fuente de fibra. Estas fibras ayudan al correcto funcionamiento de las funciones digestivas e intestinales.

  • La harina de trigo es una gran fuente de carbohidratos. Aunque la harina blanca sea pobre en nutrientes, el tipo entero (con salvado), contiene vitaminas del complejo B, zinc y potasio. El zinc ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y el potasio en la hidratación de los tejidos del cuerpo.

  • El aporte graso es muy bajo y en su composición predominan las grasas poliinsaturadas.

  • Su aporte de vitamina E y el selenio impiden la oxidación de las placas de ateroma impidiendo que se obstruyan las arterias.

En Directo al Paladar tambien puedes leer Ensalada de sémola de trigo. Receta fácil y saludable | 11 beneficios del germen de trigo y sus propiedades | Harinas alternativas para hornear sin gluten

Comentarios cerrados
Inicio