Guía alimentaria brasileña, una revolución en este tema

Guía alimentaria brasileña, una revolución en este tema
Sin comentarios

Estamos acostumbrado a ver la típica pirámide nutricional o, en México, el Plato del Bien Comer, cuando se trata de recomendaciones para comer de forma saludable. A principios del 2014, el ministerio de salud brasileño publicó la Guía Alimentaria para la población brasileña, que ha sido toda una revolución en este tema. Me acabo de topar con ella y la verdad es que me gustó mucho, por eso decido compartirla con ustedes.

El Plato del Bien Comer se enfoca en reducir el consumo de grasas y azúcares, y contiene una lista de alimentos que nos recomiendan consumir o evitar. Sin embargo la guía brasileña es mucho más sencilla, se enfoca en que la gente debe de consumir más alimentos frescos y menos alimentos procesados. Algo muy importante en la sociedad actual, donde hemos dejado de cocinar y donde la gran mayoría de los alimentos consumidos son comprados fuera de casa.

Comer Acompañado

Como todas las recomendaciones alimentarias, el objetivo de la guía es prevenir y proteger contra todas las formas de malnutrición; incluyendo la desnutrición, pero también el sobrepeso y la obesidad. Se sabe que en los últimos años, los países de Latinoamérica han visto un incremento en las enfermedades relacionadas con la obesidad. Además la guía brasileña toma en consideración el ambiente social, cultural, económico y ambiental de los sistemas de alimentación.

Personalmente me encantaron los principios que se tomaron para elaborar la guía:

  • La salud es más que la ausencia de la enfermedad
  • La alimentación es más que la ingesta de nutrientes
  • Una alimentación saludable deriva de un sistema alimentario sostenible
  • La información brinda claridad a los consumidores y empodera a los ciudadanos
  • Aunque no vivamos en Brasil, podemos seguir sus recomendaciones.

    Cocinar

    Las tres reglas de oro de la guía son las siguientes:

    1. Haz de los alimentos y de los platos frescos y recién preparados, la base de tu dieta.
    2. Asegúrate de utilizar aceites, grasas, azúcares y sal en moderación cuando prepares tus alimentos.
    3. Limita tu consumo de productos listos para comer y evita aquellos que son altamente procesados.

    Siguiendo estas reglas, se obtienen beneficios en varias dimensiones. Al consumir alimentos frescos y cocinar en casa, se logra una menor tasa de deficiencias nutricionales, menos obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas. Además se reduce el número de residuos y se protegen las zonas agrícolas.

    Algo interesante de la guía, es que incluye ejemplos de dietas balanceadas para cada zona geográfica brasileña. De esa forma, los brasileños pueden encontrar productos típicos de su región. Por ejemplo, un desayuno saludable de la región noreste de Brasil consistiría en leche, cuscús, huevo y plátano. Un desayuno para una persona que vive en la región del centro sería un café con leche, torta de maíz y pedazo de melón. A la hora de la comida, un brasileño que vive en la parte sur podría comer lechuga, arroz, lentejas, jamón de cerdo asado con papas, coliflor cocida y piña. Y la comida de una persona que vive en el norte podría ser lechuga, jitomate, frijol, harina de mandioca, pescado guisado y cocada.

    Comida Brasileña
    Un vistazo a…
    Jugo verde para desintoxicar tu cuerpo de metales pesados | Receta fácil| Directo al Paladar México

    Recomendaciones de la guía alimentaria brasileña

    1. Come con regularidad y prestando atención. Trata de comer siempre a la misma hora; come lentamente y siempre disfrutando lo que estás comiendo. Evita realizar otras actividades mientras comes.
    2. Come en ambientes apropiados. Trata de comen en lugares limpios, tranquilos y cómodos. Evita lugares ruidosos o estresantes.
    3. Come acompañado. Siempre que sea posible, trata de comer con familiares, amigos o compañeros de trabajo o escuela.
    4. Compra los alimentos en lugares que ofrezcan una amplia variedad de alimentos frescos. Evita los lugares que sólo venden comida lista para consumir.
    5. Desarrolla, practica, comparte y disfruta habilidades para cocinar.
    6. Cuando comas fuera de casa, escoge restaurantes que sirvan comida recién preparada. Evita los lugares de comida rápida.
    7. Se criticó con la publicidad de los alimentos. Muchas veces la información es incorrecta y engañosa.

    Como puedes ver, la guía se enfoca en la cultura de la comida y del ambiente en el que se consume. Resalta la importancia de preparar tus propios alimentos y de consumirlos junto con otras personas. Lo más importante es utilizar productos frescos y alejarse de los intereses de la industria alimentaria.

    Si quieres conocer más sobre el tema, puedes leer la versión completa de la guía.

    Imágenes | Cyn74 | Juhan Sonin | K.I.T. | Lucas Lopez |

    En Vitónica México | Una vuelta al mundo con las pirámides de los alimentos
    En Vitónica México | Aprende a distinguir la publicidad de las etiquetas de la comida

    Temas
    Comentarios cerrados
    Inicio