Publicidad

Funciones de las grasas en el cuerpo

Funciones de las grasas en el cuerpo
Sin comentarios

Mucho se ha hablado de las grasas, que si son buenas o malas, si debemos eliminarlas de la dieta o cuáles son las mejores. En esta ocasión veremos las funciones de las grasas en el cuerpo. En primer lugar, es importante que sepas que las grasas son un macronutriente que de ninguna manera debes de omitir en tu alimentación. Todo depende de las cantidades y el tipo de grasas que incluyas en tu dieta.

Cada célula del cuerpo contiene grasa en su membrana celular. Estas membranas celulares están compuestas por grasas insaturadas, las cuales le proporcionan flexibilidad y permiten a los nutrientes y desechos celulares entrar y salir respectivamente.

Los ácidos grasos esenciales también componen las prostaglandinas, que controlan la inflamación en el cuerpo. Las grasas son vitales en el balance hormonal, ya que están compuestas de grasas particularmente de esteroles como el colesterol.

La adrenalina, noradrenalina, estrógenos, progesterona y testosterona son ejemplos de hormonas dependientes de grasas. Es por ello que las dietas bajas en grasas no son recomendables y también es la razón de porque se presentan desequilibrios hormonales, sobre todo en mujeres que llevan una dieta restringida en grasas.

¿Alguna vez has visto o comido sesos de res?... Habrás notado que son muy grasosos, como una mantequilla suave. Esto se debe a que los ácidos grasos son componentes vitales de la estructura cerebral así como de su fisiología.

La piel, la uñas y el cabello también necesitan grasas para tener un aspecto saludable. Las grasa y aceites mantienen la humedad en los tejidos corporales y celulares. Si observas la lista de ingredientes de muchas cremas para el cuerpo, notarás que aparecen aceites como almendras, argán, oliva, macadamia, aguacate, entre otros. Sin suficientes grasas, la piel, el cabello y uñas lucirán secas y quebradizas, signo infalible de desnutrición.

Otra función destacable de las grasas es que son el vehículo de las vitaminas liposolubles, es decir que se disuelven en este medio. Cuando retiramos la grasa de la dieta, estas vitaminas también son removidas y sin ellas, el organismo entra en problemas por un déficit de vitaminas. Un ejemplo son los carotenoides, precursores de la vitamina A, que son mejor absorbidos en presencia de grasas.

Además, las grasas buenas en la comida dan sabor, e incluso lo acentúan y provocan una sensación de saciedad por más tiempo. Es por ello que dietas reducidas en grasa, hacen que te sientas insatisfecho y hambriento.

Con 4 a 6 cucharaditas de aceite de olivo que consumas en el día cubrirás tu cuota de grasas saludables y mantendrás a tu cuerpo funcionando.

Imagen | Jessica Spengler
En Vitónica México | La verdad sobre el consumo de grasas
En Vitónica México | Aceite de canola para controlar los niveles de glucosa en personas con diabetes

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios