Compartir
Publicidad

El clima es el responsable de la forma de nuestras narices

El clima es el responsable de la forma de nuestras narices
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Alguna vez te has preguntado porque la forma de la nariz es diferente en cada persona? ¿O por qué la nariz humana es diferente a la de los primates u otros mamíferos? Según un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania, el clima es una de las principales razones por las que esta característica facial ha cambiado en el tiempo.

Se cree que las diferencias en la forma de la nariz entre las diversas poblaciones no es simplemente un resultado genético, es posible que también se deba a adaptaciones al clima. Al final de cuentas, una de las principales funciones de la nariz y la cavidad nasal es acondicionar el aire inspirado para estar en línea con la temperatura corporal, antes de que llegue al tracto respiratorio inferior.

Los investigadores evaluaron la forma de las narices de miles de participantes de diversos orígenes geográficos: África Occidental, Asia Oriental, Asia del Sur y Europa del Norte. Utilizaron una cámara tridimensional para crear modelos, lo que les permitió medir y comparar el tamaño y la forma de las ventanas de la nariz, y la anchura de la base nasal. Básicamente, querían identificar si existía algo más que la genética que podría causar diferencias en las narices entre diferentes poblaciones.

Nariz

Encontraron que las personas con descendencia de Asia del Sur, Asia Oriental y África Occidental por lo general tienen ventanas y bases nasales más anchas comparadas con los europeos. Los asiáticos orientales son los que tienen las narices más pequeñas, mientras que la protrusión de la punta nasal tiende a ser mayor en los europeos del norte en comparación con cualquier otro grupo. Sin embargo los investigadores creen que el ancho de la nariz es el rasgo que explica mejor la parte evolutiva.

Los investigadores creen que la anchura de la nariz está relacionado con el clima, la temperatura y la humedad. Las personas que viven en climas más fríos y más secos tienen fosas nasales más estrechas, en cambio la gente que vive en lugares cálidos y húmedos tiene fosas nasales más anchas. Lo interesante es que creen que estos rasgos no se hicieron desde hace millones de años, sino que son patrones relativamente recientes, aproximadamente hace decenas de miles de años.

La nariz tiene la función de calentar el aire inspirado para llegar a la temperatura corporal y saturarlo con vapor de agua antes de que llegue a las vías respiratorias inferiores. Si esto no sucede correctamente, la baja humedad en el tracto respiratorio ocasiona que el sistema mucociliar no pueda funcionar correctamente y aumenta el riesgo de infecciones del tracto respiratorio superior e inferior. Es posible que muchas personas que viven en zonas o climas diferentes a los que sus narices fueron diseñadas, sean más susceptibles a presentar problemas respiratorios.

Diversidad

La nariz no es el único rasgo que puede afectar la salud de las personas que viven en climas que sus genes y su historia evolutiva no sabe cómo manejar. Por ejemplo, las personas de piel clara tienen un riesgo mucho mayor de cáncer de piel, quemaduras de sol y otros problemas cuando se exponen a rayos ultravioleta muy altos, en comparación con los residentes nativos cuya piel se ha adaptado a través de los años gracias a la evolución.

Sin embargo aseguran que la correlación entre la forma de la nariz y el clima es sólo uno de los muchos factores que desencadenan este tipo de cambios evolutivos. También se cree que la cultura y la selección sexual pueden jugar un papel importante. Es posible que en las regiones más cálidas, las narices anchas fueran más atractivas.

Imágenes | Endlisnis | harmon | George A. Spiva Center for the Arts |

En Vitónica México | ¿Sinusitis? Algunas opciones para aliviar los síntomas
En Vitónica México | ¿Por qué nos sale sangre de la nariz?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio