Publicidad

Creando buenos hábitos de alimentación desde casa

Creando buenos hábitos de alimentación desde casa
Sin comentarios

No cabe duda que las buenas costumbres, educación y hábitos de alimentación empiezan en casa. De los padres recae la responsabilidad de fomentar en los niños una sana relación con la comida, para que se alimenten correctamente y en un futuro no tengan problemas.

Frases típicas como "Si no te acabas la sopa, no hay postre", "No te levantas de la mesa hasta que te termines la comida", "Hay muchos niños en África que no tienen que comer", etcétera, son muy comunes en los hogares. Todo esto condiciona una relación poco positiva con la comida.

Los niños (y algunos adultos) batallan con el tema de comer verduras. Las causas más comunes es que no les gusta el sabor, falta el hábito de comer diariamente verduras o simplemente no existen en la lista del supermercado. He aquí algunas soluciones para que pongas el ejemplo.

  • Experimenta en la cocina: aunque las verduras al vapor, son una excelente y saludable opción para cocina las verduras, debido a que conservan mayor cantidad de nutrientes e inclusive, como en el caso de las zanahorias, se incrementa la absorción de carotenoides, puede que no sea tan amable para tu paladar y el de los niños. Prepara vistosas ensaladas; usa especias: saltea las verduras con un poco de aceite de oliva, perejil y ajo; rellena carne con verduras picadas finamente; prepara sopas.
  • Controla la cantidad de golosinas: galletas, dulces, helados, pasteles y botanas, deben ser consumidos con medida. Si les enseñas a los niños a comer solo 2 galletas, valorarán más ese ansiado postre y lo disfrutarán al máximo, y lo más importante, conocerán loa cantidad correcta para gozar de las golosinas responsablemente. Lo mismo aplica con los adultos, no es lo mismo comer dos galletas a un tubo de ellas.
  • Cuida las porciones: la cantidad que come un adulto, no debe ser servida a un niño, en primer lugar, resulta un tanto intimidante ver un plato enorme de comida que probablemente el niño no termine y quede hastiado del alimento presentado. En segundo lugar las necesidades nutricionales son diferentes en ambos. Deja que el niño conozca una variedad de alimentos, presentada en pequeñas porciones. De esta manera comerá su plato y no se verá obligado a limpiarlo . En cuanto a los adultos, consciencia, responsabilidad y mesura de qué y cuánto comemos.

Cuida tu dieta y la de tu familia, desarrolla buenos hábitos de alimentación y se un buen ejemplo a seguir.

Imagen | Loren Kerns
En Vitónica México | Propuesta C.A.N para hábitos alimenticios saludables
En Vitónica México | ¿Cómo hacer para que los niños coman verduras?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios