Cómo hacer abono casero para tener un huerto orgánico y plantas hermosas

Cómo hacer abono casero para tener un huerto orgánico y plantas hermosas
Sin comentarios

El secreto para que los cultivos de tu huerto orgánico sean todo un éxito se encuentra en el abono: es esencial para que las plantas crezcan mucho más rápido, que se mantengan sanas y, por supuesto, de esta manera aportarán mejores nutrientes.

Aquí te contamos como puedes preparar abono orgánico desde casa, utilizando los residuos orgánicos que se desechan diariamente, desde café y cascarones de huevo hasta restos de frutas o verduras. Este método te permitirá apapachar de forma natural a las plantas de tu huerto y aprovecharás los residuos orgánicos de tu hogar, con lo que reducirás la cantidad de basura.

¿Por qué es mejor utilizar un abono orgánico?

Aunque su uso parece muy accesible, según un estudio el uso de fertilizantes de origen industrial puede generar múltiples afecciones a largo plazo, como desequilibrios nutricionales, ya que un exceso de nutrientes puede provocar que la planta se vuelva más frágil y propensa a plagas. Además, estos productos sintéticos suelen tener químicos que contaminan el medio ambiente.

Pasos a seguir preparar tu propio abono orgánico en casa

Huerto Organico Casero

Materiales:

  • Residuos orgánicos
  • Bote o recipiente de plástico con tapa, de al menos 50 cm de alto
  • Un rastrillo o pala
  • Tierra de jardín y hojas secas

Procedimiento:

  • Reúne los residuos orgánicos de tu basura. Es preferible que desde un inicio utilices un bote especial para separar todos los residuos de comida (cáscaras de huevo, hojas y restos de fruta o verduras). Recomendamos que no incorpores restos animales, aceites o lácteos, ya que podrían afectar la composta.

  • Coloca en el bote o recipiente una primera capa de tierra y hojas secas. Posteriormente, puedes introducir los residuos paulatinamente. Procura incorporar otra capa de tierra cada que tires residuos en el bote.

  • Mantén el recipiente en un lugar que no le de la lluvia directamente, así evitarás que el agua se cuele y que se encharque tu composta.

  • Deberás remover una vez a la semana el montón de desechos. Puedes ayudarte con la pala o el rastrillo. Es importante mantener los residuos hacie adentro, así evitarás que los desechos se compacten.

  • Revisa que los desechos se vayan descomponiendo gradualmente. Para comprobar que la descomposición sucede de forma adecuada, deberás verificar que el montón de abono debe de tener un aspecto de esponja húmeda.

  • Tu abono estará listo aproximadamente en un periodo de dos a tres meses. Te darás cuenta de que tu abono está listo porque tendrá un color marrón oscuro y debe oler a tierra húmeda. En cuanto verifiques que cumple con estas características podrás incorporar el abono a tus plantas. Recuerda que con una cantidad moderada bastará.

En Directo al Paladar México también puedes leer | Cómo sembrar espinacas en maceta: guía paso a paso para cultivarlas en tu huerto orgánico

Temas
Inicio