Publicidad

Así puedes quitarle la acidez a tus salsas, para adaptarlas mejor a tus recetas

Así puedes quitarle la acidez a tus salsas, para adaptarlas mejor a tus recetas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Nada más triste que una salsa incomible por estar demasiado ácida. Aunque no lo creas, se trata de un problema que ocurre con especial frecuencia y que, la mayoría de las veces, arruina el resultado final que esperabas en una receta.

Hoy te compartimos unas recomendaciones prácticas para solucionar este problema. ¡Esperamos que sean de mucha ayuda!

Acidez natural

foto-tomate Foto de Pixabay.com

Toma en cuenta esto. Y no sólo para hacer salsas, sino siempre: hay muchos ingredientes que son ácidos por sí mismos y que difícilmente perderán esa cualidad a menos que intervengas tú. Su acidez, recuerda, puede ser aprovechada para resaltar ciertos sabores del plato, pero también podría ser nociva para su correcta elaboración. Tú decides el punto medio. Esto aplica lo mismo para tomates, jitomates, cítricos en general y chiles.

La magia de los tomates

Los tomates concentran casi toda su acidez en la cáscara y en sus semillas. Si los escaldas antes de cocinarlos, les quitas el recubrimiento, los cortas y les sacas el interior con semillas, seguro lo que hagas con ellos será mucho menos ácido que de costumbre.

Condimentar con cuidado

sal-comida Foto de Pixabay.com

Si tienes una salsa, por ejemplo, de tomate para base de pizza, y percibes que a pesar de todo ha quedado muy ácida, quizá lo mejor sea agregar sal y azúcar para neutralizar un poco sus sabores.

Pero hay que hacerlo con cuidado. Si te pasas con las proporciones de algunos de ellos puede ser muy contraproducente y lograrías exactamente el resultado contrario a lo que buscas.

No abuses con las especias

especias-comida-cocina Foto de Pixabay.com

Muchas personas creen que agregando muchas especias a una comida ácida conseguirán disminuir este sabor. Pero también hay que hacerlo con cuidado porque podría pasar lo mismo que con la sal y el azúcar. Recuerda que las especias se caracterizan por sabores muy intensos. Si no mides bien, podrías incluso hacer más ácida tu salsa.

El bicarbonato funciona

bicarbonato-sodio Foto de Pixabay.com

No te asustes, sólo debes usar un poquito. El bicarbonato es muy bueno para muchas cosas en la cocina, especialmente para estos casos: es excelente para bajar la acidez de una preparación.

Lo ideal es rociarlo sobre las salsas en muy pequeñas cantidades, cuando empiecen a hervir. Si te preocupa tu ingesta de sodio, procura utilizar lo mínimo posible.

Cuida tus tiempos de cocción

olla-cocción Fotos de Pixabay.com

Si dejas que una comida se cueza por mucho tiempo, harás que todo el sabor de tu sopa se concentre. Eso es justo lo que queremos evitar. Recuerda: entre más agua tenga tu preparación, más se diluirá el sabor ácido.

Si necesitas que tu salsa sea forzosamente de larga cocción, sólo asegúrate de revisar que todo el tiempo sus niveles de agua sean suficientes.

Fuentes: El Español | En la cocina | E How

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios