Publicidad

Sándwich de cebolla caramelizada, jamón serrano y queso Gouda. Receta

Sándwich de cebolla caramelizada, jamón serrano y queso Gouda. Receta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando no tenemos mucho tiempo disponible para cocinar algo complicado, la opción de un buen sándwich puede caer de maravilla. Siempre existen los locales de comida rápida, las taquerías y otras opciones de comida urbana. Sin embargo creo que nada remplaza un buen sándwich preparado en casa.

Hoy te propongo esta receta súper práctica de sándwich de cebolla caramelizada, jamón serrano y queso Gouda. Te invito a hacerlo ya que estoy seguro que cuando lo pruebes te va a encantar.

Ingredientes por porción

Tres rebanadas de pan integral, dos rebanadas de jamón serrano, tres láminas de queso Gouda (lo puedes remplazar por Manchego, Emmental o el que prefieras), media cebolla blanca mediana, una cucharita de aceite de oliva, dos cucharadas de azúcar y una cucharada de vinagre balsámico.

Preparación

Cortar la cebolla en julianas y sofreírlas por un par de minutos en una sartén con aceite de oliva. Agregarles el azúcar y el balsámico. Revolverlas bien y dejarlas a fuego lento (el mínimo) por unos diez a quince minutos o hasta que las cebolla esté perfectamente caramelizada. Asar por unos tres minutos el jamón serrano y reservar.

Sandwich Cebolla 2

Calentar una sartén con unas gotas de aceite y colocar la primara rebanada de pan. Poner una primera lámina de queso, el jamón serano asado y la mitad de la cebolla caramelizada. Colocar otra rebanada de pan, más queso, la otra mitad de la cebolla y la última lámina de queso. Tapar el sándwich con la tercera rebanada de pan y calentar a fuego medio ambos lados del sándwich hasta que el pan quede bien tostado y el queso esté derretido.

Degustación

Te recomiendo disfrutar de este sándwich de cebolla caramelizada, jamón serrano y queso Gouda caliente con una ensalada de hojas verdes y una buena cerveza fría. Si vas a prepararlo para llevar en un día de campo o a la oficina, también lo puedes recalentar o comer frío sin que cambie demasiado su sabor.

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Fácil

Directo al Paladar | Macarrones horneados con queso. Receta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios