Publicidad

Receta. Salsa de chiles secos y jitomates asados, de mesa pobre para tacos de lujo

Receta. Salsa de chiles secos y jitomates asados, de mesa pobre para tacos de lujo
1 comentario

Publicidad

Publicidad

En todas las mesas del pobre, e incluso en los jacales de pisos de tierra, junto a los fogones, y en tanto echaban las tortillas en el comal las señoras y muchachas todas chapeadas por el calor de las brazas, se ponía un molcajete con salsa "martajada" cerca y un jarrito o cazuelita de barro con sal de grano, para que en lo que estaban los frijoles, se "echara" uno un taco... Aprendí a comer chile, porque es tan rica, que cuando las cosas no estaban muy bien, compraba mi mamá un queso fresco, nos hacía unas tortillas y a entrarle al queso con esta salsita en los tacos que alcanzáramos con tan poco manjar. Aquí la salsa:

Ingredientes

Chiles de árbol seco al gusto Sal de mar 3 Jitomates saladet o 2 bola

Preparación

En un comal, poner los chiles de árbol a que se asen por todos lados y sacarlos de inmediato. (Se queman fácil, pero se requieren muy tostados) Untar con un poco de aceite el comal con una brocha o servilleta de papel, cortar los jitomates en mitades, y ponerlos a asar por ambos lados. En tanto, poner una cucharadita de sal de mar en el molcajete y agregar los chiles y se muelen lo más que se puedan. Se ponen en un plato aparte. Colocar uno a uno los trozos de jitomate y moler. (No quedará molido del todo, no importa, ese es el chiste de esta salsa).

Chiles de árbol secos

Una vez todo "martajado" (A medio moler) se revuelven chiles y jitomates y se prueba de sal la salsa. Ya lista se regresa al molcajete y así se presenta en la mesa. Pueden decorar con una rama de cilantro y unos aros de cebolla. Cuando la preparen, que no falten los antojitos mexicanos y el queso fresco.

Jitomate y chiles asados

Variaciones

Para este tipo de salsa, se pueden cambiar los jitomates por tomatillo (tomate milpero) y los chiles rojos secos, por chiles serranos o de árbol frescos, e incluso, por habanero o manzano. Como dije, a mi me enseñaron a comer picantes desde niña, pero para quienes no son muy tolerantes, esta salsa puede resultar muy picante. Tengan cuidado al asar chiles secos, no lo hagan si su cocina es muy pequeña y con escasa ventilación y menos si hay niños o personas asmáticas. Produce acceso de tos o estornudos y lagrimeo, para evitarlo, cúbranse con un pañuelo la nariz y boca. ¡Vale la pena prepararla para que vaya Directo al Paladar!

Por cierto, como amante que soy de las tradiciones y las comidas mexicanas, les comparto El Festival de 32 gastronomías que espero vean a tiempo para que lo aprovechen.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir