Publicidad

Pastelitos de papa con ajo y tomillo. Receta

Pastelitos de papa con ajo y tomillo. Receta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Es verano, y a todos se nos antoja degustar de un buen plato de carne asada. Cuando tenemos invitados, además de las clásicas salsas que solemos preparar, queremos consentirlos con una guarnición rica, diferente y que sorprenda.

Y estoy segura, que estos pastelitos de papa con ajo y tomillo lograrán su cometido, además son fáciles de preparar ¡y hasta divertidos!. Eso sí, aunque pueden parecer muchas porciones, verán que aunque sean solo 6 personas, estos pastelitos de papa desaparecerán de la mesa.

Ingredientes para 12 porciones

  • 3 cucharadas de mantequilla, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de tomillo seco, 1 diente de ajo, 1 cucharadita de sal, pimienta negra molida al gusto, 1/4 de taza de queso parmesano y 4 papas grandes.

Cómo hacer pastelitos de papa con ajo y tomillo

Preparar estos pastelitos de papa con ajo y tomillo es muy sencillo. Precalentamos el horno a 180ºC y rociamos con aceite en aerosol un molde para 12 muffins. Derretimos la mantequilla; picamos muy finamente el ajo o, si es posible, lo machacamos. Pelamos las papas, y las cortamos en rebanadas delgadas, ayudándonos de una mandolina.

En un tazón mezclamos la mantequilla, el aceite de oliva, el tomillo, la sal y la pimienta. Añadimos las rebanadas de papa y mezclamos hasta lograr que se cubran por completo. Inmediatamente, acomodamos las rebanadas de papas en el molde, procurando rellenar hasta el tope y presionando ligeramente. Espolvoreamos encima de cada pila un poco de queso parmesano.

Pastelitos de papa, ajo y tomillo. Receta

Llevamos al horno y permitimos la cocción sólo hasta que las orillas y la parte superior de nuestros pastelitos estén dorados y el centro tierno, aproximadamente 45 minutos. Antes de desmoldar, dejamos reposar los pastelitos de papa durante 5 minutos, para luego sacarlos con ayuda de una espátula o tenedor.

Degustación

Estos pequeños pastelitos de papa con ajo y tomillo son perfectos como guarnición de un buen corte de carne a la parrilla. Se deben servir calientes, por lo que la sugerencia es mantenerlos en el horno, tapados con papel aluminio y a la temperatura mínima mientras llega el momento de sentarnos a comer.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios