Compartir
Publicidad

Lasaña de papa, jamón y cebolla caramelizada. Receta

Lasaña de papa, jamón y cebolla caramelizada. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El que preparemos en casa platillos variados cada día, garantiza que consumamos una mayor cantidad de nutrientes, provenientes todos ellos de los diferentes ingredientes que usemos. Pero como siempre he dicho, cocinar variado no debe ser sinónimo de preparar platillos difíciles o que se salgan de nuestro presupuesto.

Una prueba de ello es esta lasaña de papa, jamón y cebolla caramelizada, que ha decir verdad, únicamente tiene en común con la lasaña italiana, el que está formado en capas, y la presencia del queso como elemento clave. Además, podremos prepararlo en minutos y mientras se hornea, ocuparnos de otras actividades.

Ingredientes para 4 personas

  • 3 papas blancas grandes, 150 gramos de jamón de pierna, 300 gramos de queso manchego, una cebolla blanca mediana, dos cucharadas de mantequilla, 200 mililitros de leche evaporada o leche entera, un huevo, 1/2 cucharada de sal, una pizca de pimienta y una cucharadita de hierbas aromáticas secas

Cómo hacer lasaña de papa, jamón y cebolla caramelizada

Lo primero que haremos será pelar las papas y rebanarlas, en cortes de medio centímetro aproximadamente. La cebolla la cortaremos en medias lunas y las pondremos a caramelizar en una sartén a fuego medio junto con la mantequilla y una pizca de sal, hasta que estén ligeramente doradas.

En un refractario, acomodaremos haciendo capas, empezando con papa en la base, seguida de una tercera parte del queso manchego rallado y lonchas de jamón. En la segunda capa, pondremos además las cebollas caramelizadas antes de hacer una última capa con papa y queso.

Lasagna Papa Pasos

Por último, en un tazón mezclaremos la leche evaporada con el huevo, la sal, la pimienta y las hierbas aromáticas, para después, bañar con esta mezcla el contenido del refractario. Finalizaremos llevando al horno precalentado a 200ºC durante 30 minutos, hasta que la parte superior de la lasaña esté dorada.

Degustación

Si algo nos ha gustado de esta lasaña de papa, jamón y cebolla caramelizada, es que queda con una textura realmente tierna. Definitivamente, hay que servirla caliente, pasados unos 10 minutos de reposo después de haberla sacado del horno, y acompañarla con una ensalada verde o unos pimientos asados.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio