Compartir
Publicidad

Crêpes de manzana a la canela. Receta

Crêpes de manzana a la canela. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quienes han probado los pays de manzana saben que la estrella de dicho postre es la canela, y es que ambos ingredientes hacen una muy buena combinación, ideal para la época de otoño e invierno, cuando se buscan sabores reconfortantes. Pero hacer un pay de manzana requiere tiempo que a veces no tenemos, por lo que colocar dicho relleno en unas crêpes es una buena idea.

De este modo, tendremos en poco tiempo unas crêpes de manzana a la canela, tiempo que podemos reducir si tenemos en el congelador unas crêpes o si las compramos en el supermercado, listas para ser calentadas y usadas.

Ingredientes para 4 personas

  • Para las crêpes: 2 tazas de leche, 1 1/3 tazas de harina, 1 huevo, 1 cucharada de aceite, 1/2 cucharadita de polvo para hornear, 1/2 cucharadita de azúcar y una pizca de sal.
  • Para el relleno: 3 manzanas, 1 cucharada de canela, 1 cucharada de azúcar mascabado y 1/2 cucharadita de mantequilla

Cómo hacer crêpes de manzana a la canela

Nuestro primer paso será preparar la mezcla para las crêpes, para lo cual colocamos todos los ingredientes en un tazón y mezclamos con un batidor de globo hasta que se incorporen y no queden grumos.

A continuación, en una sartén ligeramente engrasada con mantequilla u aceite en aerosol, vaciamos 1/4 de taza de la mezcla y la expandimos por toda la superficie. Permitimos que tome cocción durante unos minutos, hasta que los bordes se desprendan de la sartén y volteamos. Repetimos el mismo proceso hasta terminar con la mezcla.

Crepes Manzana Pasos 1

Por otro lado, pelamos las manzanas y las picamos en trozos pequeños. Las colocamos en una cacerola con la mantequilla, la canela y el azúcar mascabado. Dejamos reposar para que los jugos de la manzana absorban los sabores y calentamos cuando sea momento de servir.

Degustación

Para servir las crêpes de manzana a la canela, colocamos una porción de las manzanas en un extremo de cada crêpe y enrollamos, para luego colocarlas en un platón y decorar espolvoreando un poco de azúcar glass.

Las podemos disfrutar a cualquier hora del día, ya sea como parte del almuerzo, servida como postre después de la comida o cena, y desde luego para acompañar una taza de café.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio