Publicidad

Albondigones en salsa chilacate. Receta

Albondigones en salsa chilacate. Receta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos días, mi hermana me trajo unos exquisitos albondigones, pero... pocos, para mis ansias de comerlos, así que me propuse hacer una buena cazuela de los mismos y tener para comer dos días completos. La receta es muy parecida a la que se hacía en casa, con mi mamá, tías y abuela. Y nos encanta a todos.

Ingredientes

1 kilo de carne molida de primera, (Uso solo de res), 2 huevos más una yema, (La clara se reserva), una cucharada de sal de mar molida con 5 clavos y 5 pimientas en un mortero, media taza de pan molido, para la salsa: 4 chilacates, que es un chile parecido al chile ancho seco, pero liso como el chile guajillo, 3 chiles cascabel y un chile mora, 4 jitomates o tame rojo maduro grandes o 6 medianos, un diente de ajo, un trozo de cebolla, consomé al gusto, agua la necesaria. para el relleno: 3 papas blancas, 1 jitomate, dos cucharadas de puré de tomate, media cebolla chica, una cucharada de aceite para freír y una cucharada de consomé.

albondigones_agtc_ingred.jpg

Procedimiento

Se quitan los rabos y las semillas de los chiles, se enjuagan del polvo o suciedad, se ponen a hervir con los jitomates hasta que estos revientan. Se apaga y se apartan.

albondigones_salsa_agtc.jpg

En la licuadora poner el diente de ajo pelado, la cebolla, consomé y una taza de agua, agregar lo que se coció y licuar muy bien todo. Ponerlo en una olla algo honda para que hierva sin grasa. Calculen el tamaño de la olla, porque aquí será en donde añadiremos los albondigones una vez listos. Poner agua en la licuadora y y agregar a la salsa. Debe quedar ligeramente espesa, tomando en cuanta que debe hervir un poco.

albondigones_papas_agtc-1.jpg

Poner las papas a cocer en agua con sal, deben quedar algo duras. Dejar que enfríen un poco, pelarlas y cortarlas en pequeños dados. En la licuadora, poner el jitomate, puré, cebolla y consomé. Licuar sin agua. Verten en una cazuela con una cucharada de aceite. sofreír.

albondigones_recaudo_agtc.jpg

En la carne molida, poner los 2 huevos, el pan molido, yema, sal con especias y revolver muy bien con las manos hasta que los ingredientes estén bien mezclados. Probar un poco para rectificar la sal. Formar 8 bolas del mismo tamaño.

albondigones_carne_molida_agtc.jpg

En el recaudo que freímos ligeramente, agregar los cubitos de papa y revolver muy bien para que se impregnen de la salsa de jitomate. Esto, ya fuera del fuego. Aparte poner la clara que dejamos reservada en un plato hondo.

albondigones_relleno_agtc-1.jpg

Tomar cada bola y rellenarla con una cucharada de papitas, cerrarla muy bien dándole la forma alargada u ovalada del albondigón. Pasarlo por la clara y freírlo en aceite por todos lados. Así con cada una de las bolas de carne. Sacarlos y escurrirlos.

albondigones_p_freír_agtc.jpg

Cuando esté hirviendo la salsa, que debe estar a fuego bajo y vigilada para que no se pegue o reseque mucho, se van añadiendo los albondigones hasta terminarlos. Se dejan 10 minutos y se sirven muy calientes con tortillas y una ensalada, frijoles, arroz o verduras salteadas en mantequilla o aceite de oliva con un toque de sal.

albondigones_procedimiento_agtc.jpg

Y como siempre, en Directo al Paladar, les dejo otra receta con la carne molida, por si el picante, como suele suceder no es muy tolerado o hay niños en casa, aunque saben que pueden reducir el número de chiles picantes, que en este caso es el mora y los chiles cascabel: Molde de carne relleno de espinacas con salsa bechamel y otra receta clásica de mi familia, que es una delicia y no pica. Enchiladas de la familia. ¡Como amo recrear estos platillos, recuerdo de mi niñez tan feliz y plena! Por eso, les insisto: comer, comer rico y de todo, sin volvernos esclavos de los productos que aseguran no engordar, no es sinónimo de kilos de mas. Tan solo basta con ponernos en movimiento y no sentarnos todo el día, ya sea en la escuela, trabajo o en casa. ¡A movernos!

Las personas sedentarias, terminan con grandes problemas físicos, aunque vivan de lechuga y apio, 5 almendras, 3 litros de agua y una cucharada de quinoa por día. Recuerden algo: Nadie nace siendo deportista, y nunca es tarde para iniciarse en una actividad física. Aún si son frágiles de salud, con ayuda de su médico, pueden encontrar qué hacer para sentirse mejor.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios