Muffins de elote y vainilla. Receta fácil de postre para niños

Muffins de elote y vainilla. Receta fácil de postre para niños
Sin comentarios
3 votos

La receta de hoy es una opción que seguro les encantará a chicos y grandes ya que les propongo preparar unos muffins de elote y vainilla. Estos dos sabores se combinan muy bien en un pan suave y esponjoso que seguramente sus más chicos disfrutarán a la hora del postre o en la tarde con un rico vaso de leche. Para los adultos podrá acompañar una buena taza de café fresco recién hecho.

Esta sencilla receta la podrás hacer con los utensilios básicos de cualquier cocina, tan solo vas a necesitar utilizar un bowl para batir muy bien la mezcla y una bandeja de muffins para hornear.

Directo al Paladar México | Papas al horno rellenas con huevo. Recetas
Directo al Paladar México | Atún a la mexicana. Receta fácil y saludable

Ingredientes

Para personas
  • Granos de elote 200 g
  • Leche 1 taza
  • Harina 200 g
  • Azúcar 100 g
  • Polvo para hornear 8 g
  • Extracto de vainilla 1 cucharadita
  • Sal 1 pizca

Cómo hacer Muffins de elote y vainilla

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 40 m

Para iniciar van a batir los dos huevos con 50 gramos de azúcar, es decir la mitad de lo que van a ocupar para esta receta. Agregan poco a poco la leche mientras siguen batiendo. Luego vierten la cucharita de extracto de vainilla. En otro bol van a moler los granos de elote con los 50 gramos restantes de azúcar. Los pueden machacar con un tenedor pero es más fácil en una licuadora o con un procesador de alimentos.

Cuando tengan un puré granuloso lo integran a la primera preparación. Vuelven a batir hasta que se mezclen bien. Engrasan unos moldes para muffins, con mantequilla o margarina, que rellenan en unas dos terceras partes. Hornean por unos 30 minutos a 180ºC aproximadamente.

Muffins de elote y vainilla. Receta fácil de postre para niños

Degustación

Les recomiendo proponer estos riquísimos muffins de elote y vainilla a sus hijos, sobrinos o nietos con un vaso de leche o un jugo de frutas. Es mejor olvidarse de los refrescos muy azucarados. Los puedes también servir fríos o tibios si así lo prefieren, en ambos casos sabrán muy bien.

3 votos
Temas
Inicio