Publicidad

Trucos para no gastar mucho gas al cocinar frijoles en casa

Trucos para no gastar mucho gas al cocinar frijoles en casa
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Un tema que nos interesa a todos. Los frijoles son un ingrediente básico de la comida en México pero, sin duda, cocinarlos no es precisamente lo más rápido. La razón: el frijol es una leguminosa bastante dura, que precisa de tiempo reblandecerse.

Pero no te preocupes demasiado. Hoy tenemos para ti algunos consejos prácticos, que puedes aplicar fácilmente para conseguir frijoles cocinados más rápido, con el mismo sabor y menos gas utilizado en el procedimiento. ¡Toma nota!

Siempre remoja

Básico. Remojar por horas tus frijoles reportará grandes resultados. No necesitas más que escogerlos bien, quitarles todas las piedritas o cáscaras que no quieras ver en tus frijoles, y ponerlos a lavar sobre un chorro de agua de la llave.

Luego de eso, ponlos en una olla honda, con cuatro veces más de agua que de frijoles. Recuerda que esta leguminosa tiende a absorber el agua y doblar su tamaño, entonces prevé eso para escoger un recipiente adecuado y líquido suficiente.

Déjalos ahí por toda una noche (siete a ocho horas). A la mañana siguiente, si no los harás en olla de presión, sólo ponlos a calentar a fuego alto. Te llevará una hora o una hora y media que queden como tú quieres.

El primer hervor

frijoles-comida Foto de Pixabay.com

Otra cosa que te recomendamos es que, una vez lavados tus frijoles, los pongan a calentar hasta que empiecen a hervir. Una vez soltados estos primeros borbotones, apaga el fuego y ponlos a reposar durante toda la noche. Algo muy importante que siempre debes observar: cierra el recipiente donde los contengas con una tapa semihermética.

burrito-frijoles Foto de Pixabay.com

Alterna calor y reposo

Aplica sólo si utilizas una olla de presión. Esto, porque, previamente remojados (el mismo tiempo que te sugerimos la vez anterior) basta con que los metas al recipientes, lo acciones por cuatro minutos y apagues el fuego.

Deja que pasen unos 15 minutos, para que se escape toda la presión de la olla, y luego vuelve a prenderla por cuatro minutos. Cuando puedas abrir tu recipiente, los frijoles estarán cocinados en su totalidad.

Fuentes: Larousse Cocina | Food Hero

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios