Publicidad

Trucos para limpiar calamares correctamente antes de cocinarlos

Trucos para limpiar calamares correctamente antes de cocinarlos
Sin comentarios

Los calamares son de los moluscos más versátiles en la gastronomía. Se les puede comer lo mismo fritos, que rebosados, rellenos, en sushi o asados. Además, son muy nutritivos porque están compuestos en un 70% por agua y tienen cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos de peso.

También tienen vitamina A, C, E, tiamina, riboflavina, hierro, magnesio, calcio, cobre, fósforo, potasio, sodio y zinc, así como Omega-3 y Omega-6. Son una gran opción para la comida tanto por su sabor, como por sus beneficios.

No obstante, limpiarlos correctamente precisa de una técnica que no todos los que los compran enteros saben. Para tenerlos en óptimo estado hay que seguir una serie de pasos muy específicos.

A continuación te detallamos cuáles son:

  • Lo primero que debes hacer es tener las manos súper limpias, al igual que la superficie y cuchillos con los que trabajarás.

  • Recuerda siempre usar guantes. En este caso, especialmente porque se trata de un animal que contiene un saco de tinta natural.

  • Extiende el calamar sobre la tabla donde pienses rebanarlo.

  • Toma firmemente sus tentáculos y, sin dejar de presionar con una mano el extremo en arriba de su cabeza, jala hacia ti. Los tentáculos saldrán junto con sus ojos, cerebro y las vísceras.

  • Con tu cuchillo corta la parte en que se diferencian los ojos y el cerebro, de los tentáculos. Reserva estos últimos.

  • Con los dedos y muy delicadamente busca en la otra parte rebana el saco donde se contiene la tinta. Si no lo usas en esta receta, seguro podrás congelarlo y hacerlo en el futuro, cuando prepares un arroz negro.

  • Toma la capucha del calamar e introduce dos dedos para retirar una tira larga transparente, que asemeja un plástico, y que es una especie de columna vertebral para el animal.

  • Despega lentamente las aletas diminutas que sobresalen a las orillas. Luego ve quitando la piel a todo el cuerpo del calamar.

  • Una vez que la capucha quede completamente blanca, está lista para hervirse, saltearse o rebosarse junto con los tentáculos.

  • Asegúrate de deshacerte de todos los residuos para evitar malos olores en tu cocina, así como de lavar perfectamente los utensilios y la superficie donde trabajaste.

Calamari 3147644 1920 Foto de Pixabay.com

Fuentes: Blog Hogar | Gastro Andalusi

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios