Compartir
Publicidad

¿No te gusta cocinar o no tienes tiempo? La solución puede ser Soylent

¿No te gusta cocinar o no tienes tiempo? La solución puede ser Soylent
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Te imaginas una comida que consista en un polvo con todos los nutrientes que necesitas durante el día? Sólo necesitas abrir la bolsa, verter el polvo sobre una jarra con agua, mezclar y beber. Es posible que sea práctico para las personas que no les gusta o que no tienen tiempo de cocinar, pero para los amantes del buen comer, es muy probable que les parezca una idea repulsiva. Veamos cómo, por qué y qué ofrece Soylent, el llamado alimento del futuro.

El creador de Soylent es Rob Rhinehart, un ingeniero de software de Silicon Valley, que en el 2012 decidió que no quería cocinar nunca más. Con esa idea, decidió estudiar nutrición en su tiempo libre con el objetivo de buscar una manera para simplificar el acto de comer. Él estaba seguro que podría crear una dieta saludable basada en pastillas y polvos que podría pedir en línea y mezclar en una licuadora.

Rhinehart fue el primero en probar su invento. Bajo la supervisión de un médico, vivió un mes bebiendo solamente una bebida que llamo Soylent. En el 2013, publico en su blog el post “Cómo dejé de comer comida”, donde describe a detalle sus experiencias: perdió 4.5 kilogramos, su desempeño intelectual y atlético mejor, sólo gasto $155 dólares y cinco minutos al día en la preparación. Nunca imagino la atención que su post recibió, y junto con los cofundadores Matt Cauble, David Renteln y John Coogan, decidieron convertir Soylent en un producto comercial.

Soylent

Después de recibir más de $3 millones de dólares en Kickstarter, lograron que en enero del 2014 la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, aprobara Soylent como un alimento (no como un suplemento dietético). En mayo de ese mismo año, Soylent se puso a la venta. Es importante recalcar que el sabor no es el punto fuerte de Soylent, no tiene mucho sabor con la idea de que los consumidores no se cansen del sabor, y también les permite agregar el sabor de su elección. Sus puntos fuertes son la conveniencia, su bajo costo y que aporta una nutrición saludable.

Rob Rhinehart, decidió utilizar el nombre de “Soylent” basándose en la novela de ciencia ficción de Harry Harrison de 1966 "Make Room! Make Room!" (¡Hagan sitio!, ¡Hagan sitio!). La historia habla de las consecuencias de un mundo superpoblado, especialmente del impacto en los recursos naturales. Los habitantes del mundo imaginario se alimentaban de un producto alimenticio hecho a base de soya y lentejas llamado soylent.

Sus creadores aseguran que se puede utilizar como un solo alimento o como un suplemento ocasional a una dieta convencional. Sin embargo no se han realizado estudios o ensayos clínicos sobre los riesgos y beneficios a largo plazo de consumir Soylent. Es por eso que muchos nutriólogos todavía son escépticos a la idea de utilizar Soylent como un reemplazo definitivo a una dieta con alimentos tradicionales.

Coffiest

Hoy en día los ingredientes son derivados totalmente de productos vegetales, por lo que requieren menos recursos para su producción. Algo que llama la atención es que el producto está en constante renovación, haciendo caso a los comentarios de sus clientes. Por ejemplo, cambiaron la fuente primaria de ácidos grasos de aceite de pescado por aceite de algas, reduciendo el dulzor y ajustando el equilibrio de macronutrientes y micronutrientes.

Actualmente cuentan con diferentes versiones. Las bebidas de Soylent proporcionan el 20 por ciento de las necesidades nutricionales diarias, cada botella aporta 400 kcal. Se encuentra disponible en tres sabores: original, cacao y néctar. El Coffiest es una mezcla de Soylent y café. Y el polvo original que contiene 35 por ciento de carbohidratos, 45 por ciento de lípidos y 20 por ciento de proteínas. Por el momento sólo envían a Estados Unidos y Canadá.

Aunque los proponentes de Soylent lo ven como una excelente alternativa para evitar perder tiempo al cocinar, la realidad es que al eliminar las comidas tradicionales, también excluyes todas las experiencias y la cultura que rodea a la comida. Sólo piensa en la comida de la abuela o la experiencia en un restaurante de gran categoría. No sólo comemos por nutrición, comemos para disfrutar y por todas las experiencias sensoriales que nos ofrece la comida. Las cenas familiares ayudan a fortalecer los hábitos alimenticios de los niños y a mejorar las relaciones familiares.

Si de plano no te gusta la idea, no hay que descartarla tan rápido. Soylent puede ser una excelente alternativa para aquellos lugares que acaban de sufrir una catástrofe natural, en guerras o en cualquier circunstancia donde el acceso a alimentos saludables esté restringido.

Más información | Soylent

Imágenes | Soylent | Dennis van Zuijlekom | Aaron Muszalski |

En Directo al Paladar México | La carne in vitro ¿el futuro de nuestra alimentación?
En Directo al Paladar México | ¿Deprimido? Cocinar y hornear podría ayudarte a sentirte mejor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio