Publicidad

En confinamiento: aprovecha tus rosas secas y vuélvelas un té saludable para disminuir la ansiedad

En confinamiento: aprovecha tus rosas secas y vuélvelas un té saludable para disminuir la ansiedad
Sin comentarios

Tal como leíste. Si un ramo de rosas frescas empieza a fenecer en tu casa, una gran opción podría ser volverlo un té que tomes por las mañanas y te haga sentir perfecto todo el día. Seguro has escuchado hablar de él, ya sea por tu mamá o alguna tía. Queremos decirte algo: cuando te aseguraron que era bueno para tu salud, no te mintieron. Realmente lo es.

Sus propiedades

El té de rosas es de gusto muy agradable, totalmente floral. Hay personas que sienten que si gusto es muy invasivo y, por lo tanto, prefieren concentrarlo al mínimo. Eso lo decidirás tú.

Por nuestra parte, debemos decirte que aporta vitamina C (especialmente si consumes té de rosa mosqueta) y ayuda con los dolores menstruales que aquejan a las mujeres cada mes.

rosas-secas-te Foto de Pixabay.com

Otra cosa que beneficia mucho es que está libre de cafeína. Si sufres de ansiedad o taquicardias, y tienes prescritas bebidas con cafeína, un té de rosas podría ser lo mejor para ti. Además, la bebida de la que te hablamos hoy es absolutamente mezclable con otras variedades de té, por si necesitas un twist.

Por último: las rosas secas contienen polifenoles, que son compuestos bioactivos que alientan la desinflamación y la protección del cuerpo ante enfermedades crónicas.

¿Cómo lograrlo?

  • Lo primero será poner a secar tus rosas en un ambiente libre de humedad, para que no se llenen de hongos o fauna indeseada.

  • Para mantenerlas en buen estado y que no se quiebren, ya secas, puedes envolverlas en papel periódico y guardarlas dentro del horno de la cocina por dos días.

rosas-secas-te Foto de Pixabay.com
  • Cuando las saques, estarán listas para que las uses. Encima, como su sabor es fuerte puedes usar solo tres o cuatro pétalos por medio litro de agua, y conseguir un té de buen nivel.
  • Recuerda que debes dejarlas infusionándose en agua muy caliente (a unos 80 grados centígrados) por cinco minutos.

  • Si lo deseas, agrega en tu taza un poco de miel y, quizá, una hierba de olor o especias como el clavo o la pimienta.

  • Disfrútalo caliente o frío. ¡Es igual de bueno!

Fuentes: Nutrition Advance | Mejor con salud

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios