Crean el primer restaurante NFT del mundo: FlyFish Club

Crean el primer restaurante NFT del mundo: FlyFish Club
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Las NFT han revolucionado al mundo, y aunque hasta el momento muchos los ven como un activo digital que solo sirve para el mundo del coleccionismo y del arte, VCR acaba de anunciar que para el próximo año abrirá el FlyFish Club, en Nueva York, el primer restaurante NFT del mundo.

Este restaurante con un concepto inspirado en los mariscos y fundado por el emprendedor en serie Gary Vaynerchuk y los empresarios restauranteros David Rodolitz, socio fundador y director ejecutivo de Empellon Restaurant Group, el director culinario Josh Capon de Lure Fishbar y el vicepresidente ejecutivo de operaciones Conor Hanlon, antes de NoHo Hospitality, buscan revolucionar el mundo de la restauración abriendo así una nueva vía de financiación consiguiendo el dinero para la inversión antes de tener que desembolsarlo de su propio bolsillo, lo que implica menos riesgos para el empresario.

"FlyFish Club crea un modelo de ingresos completamente nuevo, le da a la gente el control y la propiedad sobre algo que nunca se ha hecho antes en una especie de club privado y creo que nos permite aportarle más valor a todos los que están involucrados en nuestro sistema. Nuestra situación financiera estará más saneada, por lo que nuestros proyectos serán más sostenibles y escalables en el tiempo", comentó David Rodolitz, cofundador y CEO de VCR Group.

¿Cómo funcionará el restaurante?

El restaurante funcionará como cualquier otro club de lujo en el que la comida y bebida que se consuma en el restaurante se pagará en dólares y no en criptomonedas, con la diferencia que para poder acceder a él tendrás que comprar una membresía que será un token no fungible (NFT) de Flyfish, un activo digital único almacenado en blockchain y adquirido mediante criptodivisas.

Los miembros podrán acceder a la coctelería del local y al comedor en el que se servirá un menú de cocina nikkei centrado en el pescado y mariscos al estilo de Nueva Inglaterra, mientras que los clientes más VIP podrán acceder a una sala omakase privada en la que se podrá degustar pescado fresco seleccionado por un sushiman con estrella Michelin.

"Nos abasteceremos y ofreceremos una experiencia de alto nivel con los ingredientes más frescos de todo el mundo. Los precios no serán para todos los públicos, pero tampoco van a ser prohibitivos", explicó Rodolitz.

¿Cuánto costaran los tokens y qué te ofrecen?

En esta primera etapa de financiamiento se ofrecieron dos tipos de membresía:

Una membresía general del Flyfish Club, que dura toda la vida del restaurante y te da acceso al comedor principal y al salón de cócteles; esta se ofreció inicialmente por 2.5 Ether (Criptomoneda), lo que aproximadamente equivalen a 7,900 dólares americanos, sin embargo horas después de su lanzamiento, el token fue cotizando a 3.9 Ether, alrededor de $12,528 dólares americanos.

Restaurante-flyfish-NFT-mundo
La cocina Nikkei será una de las especialidades del restaurante FlyFish, el primero NFT del mundo.

Una segunda opción es la membresía de Omakase o VIP, que se vendió inicialmente por 4.25 Ether, lo equivalente a 13,485 dólares americanos y al igual que la general su precio tras un par de horas después de su lanzamiento subió a 7.4 Ether, cantidad cercana a los 23,771 dólares americanos; esta membresía incluye además del acceso general un acceso VIP a la sala de omakase con un chef de sushi de renombre mundial (aún por confirmar).

El propietario de un token puede comer en Flyfish siempre que lo desee, siempre y cuando exista disponibilidad o también podrá hacer una reservación con 14 días de anticipación. En cuanto a los invitados el miembro podrá llevar la cantidad de invitados asignados para el tamaño de la mesa reservada.

Nuevas oportunidades de negocio

Una de las oportunidades que los inversionistas están viendo es que Flyfish permite a los propietarios de tokens arrendarlos a otros mensualmente, con el leasing, el token se convierte casi en un activo semilíquido con una capacidad de ingresos recurrentes a corto plazo. Ya que si se compra un token Flyfish por decir algo en cuatro mil dólares y lo alquilas a ejecutivos o amantes de la comida de lujo por mil dólares al mes, esto te permitiría tratar un token esencialmente como lo harías con una casa que compras para colocarla en Airbnb: una inversión con un potencial a largo plazo como para los ingresos recurrentes a corto plazo.

Fuentes | Flyfish |

Temas
Inicio