Botin: cómo tuvo que ingeniárselas el restaurante más antiguo del mundo para sobrevivir a la pandemia

Botin: cómo tuvo que ingeniárselas el restaurante más antiguo del mundo para sobrevivir a la pandemia
Sin comentarios

Para todos los aficionados a la gastronomía y a la restauración el nombre de Botin no nos es ajeno, ya que este restaurante, está certificado por el Libro Guinness de los Récords como el más antiguo del mundo que nunca ha cambiado de locación o ha cerrado sus puertas, hasta ahora.

Durante la crisis sanitaria que azotó al mundo este 2020 y 2021, este icónico restaurante tuvo que cerrar sus puertas, por primera vez en 300 años, durante los primeros tres meses en los que el gobierno español declaró el estado de emergencia.

La clave es saber adaptarse a las circunstancias

Botin: el restaurante más antiguo del mundo tuvo que reinventarse para sobrevivir a la pandemia

Carlos González, propietario del mítico local aseguró que esta crisis lo hizo voltear a nuevas estrategias para lograr mantenerse a flote.

“Esta crisis nos ha obligado a salir de nuestra zona de confort, a reinventarnos”, Carlos González.

Por lo que desde el año pasado lanzaron una tienda online y abrieron un nuevo local justo enfrente a la casa madre, donde venden los famosos cochinillos asados precocinados para que estos puedan finalizarse en casa con instrucciones especificas del chef de Botin.

Aunado a estos nuevos emprendimientos, Gonzáles afirma que otra de las claves para que el restaurante pudiera mantenerse, es la vinculación que tienen con los empleados, ya que, además del salario que reciben el 15% de la facturación se divide entre estos para así lograr un vínculo fuerte y maximizar los beneficios a largo plazo.

Otro de los puntos importantes a su favor es su relación con los clientes, ya que siempre han hecho esfuerzos para establecer relaciones sólidas y hacerlos sentir en casa para lograr que vivan una gran experiencia gastronómica.

“Si esto no nos ha tumbado no nos tumba nada. Y demuestra que sabemos adaptarnos a las circunstancias, además de que con esta iniciativa creo que potenciamos el valor de nuestra marca, para que siga siendo fuerte tanto nacional como internacionalmente”, afirma González.

El restaurante

Botin: el restaurante más antiguo del mundo tuvo que reinventarse para sobrevivir a la pandemia

El sobrino de Botin, o simplemente Botin como es conocido mundialmente, es el restaurante que se ha mantenido en el mismo lugar y sin cerrar sus puertas más antiguo del mundo según el Libro Guinness de los Récords, la revista Forbes también lo reconoce como uno de los restaurantes clásicos más importantes del mundo.

Fundado en 1725 por Cándido Remis, sobrino del cocinero francés Jean Botin, sobre una bodega en la calle Cuchilleros, a un lado de la Plaza Mayor de Madrid, en sus inicio funcionó como posada y hostería; gracias a la resilencia de sus propietarios, este restaurante ha logrado mantenerse abierto por casi 300 años ininterrumpidamente.

Un referente de Madrid, ha sido mencionado en numerosas novelas como la Fiesta de Ernest Hemingway, y, Fortunata y Jacinta de Benito Pérez Galdós, también se dice que el pintor Goya trabajó como limpia platos en este establecimiento durante su juventud.

"Comimos en casa Botin, en la sala de arriba. Es uno de los mejores restaurantes del mundo. Comimos lechón asado y bebimos RiojaAlta. Brett no tomó gran cosa. Yo me di un atrancón y bebí tres botellas de Rioja Alta", Ernest Hemingway, The sun also Rises, 1926.

La fama de este restaurante ha traspasado fronteras, hasta el punto de que más del 60% de sus clientes son extranjeros por lo que se ha vuelto una parada casi obligatoria para los turistas en esta capital europea.

La cocina

Botin: el restaurante más antiguo del mundo tuvo que reinventarse para sobrevivir a la pandemia

Los platos estrella de Botin son el cochinillo y el cordero asados al estilo castellano que se preparan en un horno de leña que ha estado ahí desde 1725 y que se ha convertido en la seña de identidad del lugar.

Simple Trending - Estante apilable de 4 niveles, organizador de botellas paradas, estante de almacenamiento de vino, toallero para gabinete de cocina, capacidad para 16 botellas, color bronce.

Simple Trending - Estante apilable de 4 niveles, organizador de botellas paradas, estante de almacenamiento de vino, toallero para gabinete de cocina, capacidad para 16 botellas, color bronce.

También ofrecen morcilla, callos a la madrileña, gazpacho, croquetas de jamón y pollo a la merluza al horno, platillos tradicionales de la comida española.

De postre, podrás probar la famosa Tarta Botin compuesta de varias capas de crema, la que fuera una de las favoritas del escritor Benito Pérez Galdós, un comensal que fue asiduo al lugar.

Fotos | @RestauranteBotin |

Fuentes | Libro Guinness de los Records | Forbes |

Temas
Inicio