Cazando mitos: comer aguacate cuando se está enojado es malo

Cazando mitos: comer aguacate cuando se está enojado es malo
Sin comentarios

La sabiduría y los consejos de la abuela es algo que los mexicanos tenemos muy arraigado y es que cuantos no hemos escuchado y seguido al pié de la letra muchos de ellos aunque no entendamos el por qué ni si funciona o no.

Un clásico es el de que no te metas a la alberca después de comer, que entre que son peras o son manzanas siempre le hicimos caso y por más que nos quisiéramos meter nos esperábamos aunque sea una hora para hacer la digestión antes de un fresco chapuzón; y nos adentraremos en el no debes comer aguacate después de hacer un coraje.

Esta frase nos la repetían una y otra vez cuando de niños estábamos enojados en la mesa, y es que, que te impidan comer aguacate es un castigo que a todo sibarita le cae en el hígado, pero ¿por qué se dice que no se debe hacer?

Comprobación Científica

Cazando mitos: comer aguacate cuando se está enojado es malo

Según comentó en entrevista con Notimex el egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Jorge Saucillo Alvares, después de pasar un mal rato sí se puede producir un dolor de estómago, pero este esta asociado más bien, a un incremento de secreción de ácidos, por lo que consumir aguacate o cualquier otro alimento antes o después de un coraje sí podría ocasionar algún malestar.

Esto sucede por qué cuando una persona se enoja, el organismo pasa por la misma situación que cuando se asusta, se produce una liberación de adrenalina lo que ocasiona que también se dilate la pupila y aumente la frecuencia cardiaca y respiratoria.

Prepworks by Progressive Aguacate Keeper – Mantén tus aguacates frescos durante días, tapa a presión, recipiente de almacenamiento de aguacate – Evita que tus aguacates salgan mal, paquete de 1

Prepworks by Progressive Aguacate Keeper – Mantén tus aguacates frescos durante días, tapa a presión, recipiente de almacenamiento de aguacate – Evita que tus aguacates salgan mal, paquete de 1

El especialista en salud explica que la ira es una respuesta del organismo ante una eventualidad que nos hace sentir amenazados o que amenaza a alguien o algo que queremos, en este tipo de situaciones se libera gran cantidad de adrenalina y, posteriormente, vienen los efectos de esa liberación lo que comúnmente conocemos como derramar bilis, algunas personas tiene efectos nocivos por el hecho de mantener la bilis en el estómago, lo cual genera nauseas, vómito e inflamación del estómago.

“De ahí surgen mitos como comer bolillo para que recoja la bilis, y así disminuye la molestia que alguna gente puede llegar a tener cuando se enoja”, dijo Saucillo Alvares.

Desmitificando al aguacate y el dolor de estómago

Cazando mitos: comer aguacate cuando se está enojado es malo

El egresado de la Universidad Nacional, explicó que sólo se trata de un mito y lo que realmente sucede es que hay un cambio metabólico en el organismo.

"Si una persona comió gran cantidad de grasa y se hace un coraje, la persona puede tener vómito o algún tipo de malestar estomacal, el sentirse mal después de comer aguacate y enojarse, no es una cuestión de causa y efecto ya que cuando la bilis se queda en el estómago, esta es digerida de manera normal a la hora de comer o hacer digestión, es una condición normal", apuntó el especialista.

Según los expertos pueden existir dificultades cuando las personas presentan una alta sensibilidad a la presencia de bilis, la cual genera molestias, diarrea, inflamación, vomito y náuseas.

“No hay ningún efecto, reacción alérgica a algún componente o ingrediente que tenga el aguacate y que pueda afectarnos a la salud cuando uno se enoja. No tiene nada que ver si consumes aguacate después de un coraje, no pasa nada” apuntó.

El aguacate es una grasa vegetal que tiene múltiples beneficios al organismo por lo que en este no es motivo de dolencias en circunstancias normales, por el contrario, es un superalimento que debe de incluirse en cualquier plan de alimentación o dieta balanceada.

Fotos | Pexels |

Fuentes | U.N.A.M. |

Temas
Inicio