Huevos revueltos en canasta. Receta fácil para el desayuno

Huevos revueltos en canasta. Receta fácil para el desayuno
Sin comentarios
13 votos

Parece exagerado brindar una receta para preparar "huevos revueltos", pero ¿cuántas veces los han pedido y no les ha agradado la presentación y preparación? A mi me ha pasado muchas veces, incluso con chefs en excelentes hoteles y restaurantes y es que como todo, hay que saber. Amén de que muchos jóvenes se van a vivir solos y quieren saber todo desde cero, porque así se empieza. Aquí la receta para hacer unos huevos como debe ser.

Esta sencilla receta la podrás hacer con los utensilios básicos de cualquier cocina, tan solo vas a necesitar utilizar una sartén antiadherente, un cuchillo de cocina y una tabla para picar.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Huevo 14
  • Chile serrano 2
  • Cebolla blanca 1
  • Jitomate 2
  • Aceite vegetal 1 cucharada
  • Leche 1/4 de taza
  • Sal Al gusto

Cómo hacer Huevos revueltos en canasta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total

Picar muy, muy fino, la cebolla, chiles y jitomate, a estos últimos se les retiran las semillas y el jugo. En una sartén caliente, se ponen 2 cucharadas de aceite y se agregan los chiles primero, se dan dos o tres vueltas y se añade la cebolla (2 cucharadas), una vez que acitrona o se transparenta, y sin permitir que se dore, se agregan los jitomates en pequeños cubos. En tanto esto se sofrié a fuego muy bajo tapado, se quiebran los huevos en un tazón y se les agrega un chorrito de leche, se baten ligero a que queden de un color amarillo pálido parejo.

Huevos revueltos en canasta. Receta fácil para el desayuno

Esto es para evitar esos huevos que se ven bicolor, con el blanco de las claras y las yemas mal mezcladas. Se agrega la sal, se mezcla y se agregan al sofrito. Se permite que se empiece a cuajar y se revuelve con cuidado unas 4-5 veces, procurando siempre que lo que está crudo quede debajo y lo ya cocido, arriba para que no se recueza. Una vez que se ven cremosos, y cocidos, rápidamente se retira la sartén del fuego y se coloca sobre agua fría para detener el proceso de cocción. Se sirven acompañados con los clásicos frijoles refritos decorados con queso fresco y en una canastita de tortilla.

La canasta de tortilla se hace, engrasando un molde para muffins o cupcakes colocando, dentro de cada uno, una tortilla calentada brevemente para suavizarla y que no se quiebre, ligeramente humedecida en la parte que quedará hueca, con huevo batido con una brocha de cocina o con los dedos, y apretando formando pliegues (pueden ser en tacitas refractarias. (El huevo permite que los pliegues se unan y mantengan la forma) Se meten a dorar al horno y se dejan enfriar para retirarlas con cuidado. Pueden espolvorearse con queso parmesano rallado sobre el huevo y quedarán deliciosas. Se rellenan con guacamole o frijoles refritos. Se pueden hacer con una rebanada de pan de caja descortezado y aplanado.

Huevos revueltos en canasta. Receta fácil para el desayuno

En Directo al Paladar les dejo 10 postres para su mesa de postres de navidad. ¡Ummm!

Notita: Al parecer la leche es solo un mito aprendido como un "secretito extra", pues no encuentro mucha diferencia entre ponerle unas gotas de agua o no agregarles nada de líquido extra.

13 votos
Temas
Comentarios cerrados
Inicio