Publicidad

Huevo con jamón y queso cocido en pan. Receta fácil para el desayuno

Huevo con jamón y queso cocido en pan. Receta fácil para el desayuno
Sin comentarios
13 votos

A la hora del desayuno todo se vale y si bien mucha gente desayuna los típicos cereales o panes dulces, otros prefieren opciones saladas. Entre éstas últimas alternativas tenemos los inevitables huevos que suelen prepararse revueltos o fritos entre muchas otras maneras.

Hoy te propongo este receta de huevos con jamón y queso cocidos en pan que son deliciosos y muy nutritivos. Además es una manera de comer esta proteína de forma diferente como si fuera un bocado. Para hacer la receta necesitarás de panecitos cuadrados que puedes encontrar en algunas panaderías o hasta el algunos supermercados.

Esta sencilla receta la podrás hacer con los utensilios básicos de cualquier cocina, tan solo vas a necesitar utilizar una charola para hornear, un cuchillo de cocina y una tabla para picar.

Directo al Paladar | Cazuelitas rellenas de jamón serrano. Receta
Directo al Paladar | Bocadillos de tinga de pollo. Receta

Ingredientes

Para 2 unidades
  • Huevo 2
  • Pan de caja integral 2
  • Pechuga de pavo rebanada 1
  • Queso rallado 50 g
  • Sal Al gusto
  • Pimienta negra molida Al gusto

Cómo hacer Huevo con jamón y queso cocido en pan

Dificultad: Media
  • Tiempo total

Vamos a cortar los panes en la parte superior para poder vaciarlos del migajón. Los colocamos entonces sobre una charola previamente engrasada. Cortamos el jamón en trocitos y rallamos el queso si lo hemos comprado entero.

Huevo con jamón y queso cocido en pan. Receta fácil para el desayuno

Colocamos los trozos de jamón en el fondo de cada pan y enseguida una mitad del queso. Rompemos los huevos y los colocamos cuidadosamente en el interior de cada pan. Sazonamos con sal y pimienta y colocamos en el horno, a 180ºC, por unos 10 a 15 minutos. Sacamos la charola del horno y recubrimos los huevos de más queso. Volvemos a poner en el horno por unos 5 a 8 minutos más para que gratine.

Degustación

Por su propia naturaleza estos huevos con jamón y queso cocidos en pan se comen bien caliente recién sacados del horno. te recomiendo disfrutarlos con un puré de papas o con unos frijoles refritos. Además un buen café recién colado o un té de tu preferencia combinarían muy bien.

13 votos
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio