Publicidad

Crepas de flor de calabaza con queso y elote. Receta fácil para el desayuno

Crepas de flor de calabaza con queso y elote. Receta fácil para el desayuno
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Las crepas son ricas a todas horas, pero en el desayuno son garantía de que tendrás un día espectacular. Por eso es que hoy te sugerimos la receta de éstas con flor de calabaza, queso y elote, para que tu jornada empiece con mucho amor y con muchos vegetales.

Todos los ingredientes los puedes tener a la mano, así que te llevará unos cuantos minutos tenerlas lista. Sólo será cuestión de que las acompañes de un buen cafecito o té de menta, y lo demás vendrá en consecuencia.

¡Que las disfrutes!

Ingredientes

Para 5 personas
  • Harina de trigo 300 g
  • Huevo 2
  • Leche 150 ml
  • Sal Al gusto
  • Mantequilla 100 g
  • Elote 100 g
  • Cebolla blanca 50 g
  • Flor de calabaza 50 g
  • Queso manchego 100 g

Cómo hacer Crepas de flor de calabaza con queso y elote

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 20 m

En una licuadora mezcla la leche, la harina, la pizca de sal y la mantequilla bien derretida. Procésala y, cuando no tenga grumos, ponla en un recipiente y métela al refrigerador por 15 minutos.

En un sartén, pon un chorrito de aceite de oliva y sofríe las cebollas. Luego adiciona los granos de elote. Asegúrate de que queden doraditos y, las cebollas, acitronadas. Reserva en un tupper.

Lava las flores de calabaza y apártalas.

Limpia perfectamente con un papel absorbente la superficie del sartén. Saca la mezcla del refri y vacía un chorrito sobre la superficie caliente. La masa debe cubrir toda la cara del sartén.

Cuando empieces a notar burbujitas en la superficie es momento de que le des la vuelta a la crepa. Baja el fuego a lo mínimo.

Agrega una capa de queso manchego sobre la superficie cocinada de la crepa. Encima pon los elote y cebollas fritas, así como flores de calabaza.

Dobla por la mitad la crepa y espera a que el contenido esté completamente cocinado y se haya derretido todo el queso.

Sirve en un plato amplio. De preferencia dos por persona, pero depende del gusto de cada quien. Decora con más quesito derretible encima y acaba con una flor de calabaza en la parte superior.

¡Listo!

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir