Publicidad

Mole verde oaxaqueño con espinazo de cerdo. Receta fácil

Mole verde oaxaqueño con espinazo de cerdo. Receta fácil
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Mucha gente piensa que el mole más rico de Oaxaca es el negro o el rojo. Pero no. Ambos son deliciosos, en serio, pero sin duda cualquiera de los siete tradicionales de ese estado del sur dan igual batalla. Hoy te presentaremos la receta del Verde, que es muy socorrido en la región de Valles Centrales, así como en la Cañada y partes de la Sierra de dicha entidad al sur del país.

Hacerlo no es nada difícil. Lo más complicado de esta preparación es conseguir un par de ingredientes y tener paciencia durante la cocción. Si te mentalizas con eso, seguro prepararlo será hasta divertido.

Ingredientes

Para 5 personas
  • Espinazo de cerdo 1 kg
  • Ejotes 250 g
  • Chayote 1
  • Calabacitas 300 g
  • Papas cambray 300 g
  • Tomate verde 300 g
  • Chile cuaresmeño 2
  • Perejil 1
  • Cilantro 100 g
  • Hoja santa 05
  • Diente de ajo 2
  • Cebolla blanca 150 g
  • Clavos de olor
  • Pimienta negra
  • Semillas de comino
  • Harina de trigo 100 g
  • Elote Partidos en pedazos medianos 3

Cómo hacer mole verde oaxaqueño con espinazo de cerdo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 15 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 45 m
  • Reposo 10 m

Lo primero que tienes que hacer es cocer el espinazo con suficiente agua, con ajo, sal y cebolla.

Cuando esté a la mitad de cocción, agrega los ejotes, papas, elotes en trozos, calabacitas y chayotes. Todos deben ir en cuadros medianos, no demasiado pequeños.

Pon la harina en un bowl y agrega agua tibia. Incorpora y haz una masa que no se te pegue tanto a las manos. Luego haz 10 bolitas de unos tres centímetros de diámetro y aplástalas por el centro con tu dedo pulgar. Esto en Oaxaca se llama "chochoyote" y sirve para darle sabor y mucho más cuerpo al caldo.

Licúa los tomates verdes, chiles, perejil, cilantro, hierba santa, ajo y cebolla.

Vierte el contenido de la licuadora en la olla donde se está cocinando la carne.

Agrega pimienta, clavo comino y sal al gusto.

También ponle un extra de hojas santas enteras.

Adiciona los "chochoyotes" y deja hervir por media hora más.

Sirve con un limón partido al lado y, de preferencia, con un agua de cítricos o una cerveza con acidez considerable. Tu mole verde va a saber a gloria.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir