Publicidad

Cómo no fallarle a tu dieta aún en plena cena de Navidad

Cómo no fallarle a tu dieta aún en plena cena de Navidad
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hacer un balance entre la copiosa, deliciosa e insalvable cena de Navidad, y una dieta por lo menos algo restrictiva, es bastante difícil. Todos queremos probar de todo y lo más natural sería meterle la cuchara a todo cuanto se ponga enfrente. Pero espera: la dieta y tu autocontrol deben ir por delante.

Sabemos que si planeas empezar, o seguir a dieta, cuando estés en pleno diciembre, quizá ya estés preparado acerca de lo que debas hacer para sobrevivir al antojo. Es por eso que hoy te damos varios tips para que lo logres de la forma más sana, y que al mismo tiempo comas tan delicioso que no lo olvides hasta dentro de un año.

¡Toma nota!

  • Hazle saber a tu anfitrión, o a las personas que estén sentadas cerca de ti, que estás a dieta. Entre todos nosotros, que hemos estado en la misma situación, hay una especie de fraternidad al respecto. Así no te presionarán a acabarte algo que prefieras no comer.

  • Intenta no perderte ningún plato. La cena no debe ser un suplicio tampoco. Sírvete un poco de cada cosa. Por un día que rompas un poquito la restricción, no te irás a la cárcel. Hay que disfrutar la vida. Pero siempre ten en cuenta: hay que ser medido con las proporciones.

Tips Cena De Navidad Light Getparkcouk
  • Si eres vegetariano y no quieres probar la carne, estás en todo tu derecho. Si se te antoja, también estás en plena capacidad de hacerlo. En caso de que elijas no probar dicha proteína, las cenas de Navidad siempre son un mar de comida distinta: encontrarás la forma más idónea de alimentarte bien.
  • Tip extra: si puedes, pide a quien dirija la cena que te dé un plato más pequeño que el que usarán todos los demás. La mente es poderosa. Si comes en loza de menor tamaño, psicológicamente estarás pensando que es más cantidad de comida, aunque no lo sea.

  • Si ya decidiste que quieres probar de todo, procura ahorrar calorías extra en refrescos, vinos muy dulces o postres muy empalagosos. Esta es una buena estrategia para que ni te rebase la comida, ni te quedes con ganas de los platillos que prepararon para la familia.

Cena Navidad Rubaiyat
  • Por raro que suene este punto, créenos que funciona: baila mucho luego de la sobremesa. En México todos bailamos en las cenas de Navidad. Esto no sólo ayudará a que el ambiente de la fiesta esté mucho más alegre, sino para que quemes unas buenas calorías al final de la jornada.

  • Y por último, el consejo de oro: si de plano te pasaste de platos (y hasta de tragos) en la cena, ten en cuenta que la vida no se acaba. Puedes salirte a correr, o practicar el deporte que más te guste, a la mañana siguiente. Además, la dieta puede continuar al día siguiente. El mundo no se acaba. Y menos en Navidad.

Fuentes: Hola | Telva

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir